Ir a contenido

Un ayuntamiento de Lugo incluye en el censo a reclusos e internos de un geriátrico

Los afectados aseguran que han sido inscritos sin su permiso y el alcalde, del PP, niega ilegalidades

EFE / LUGO

Reclusos de un centro penitenciario e internos de un geriátrico han sido incluidos sin su autorización en el censo electoral del municipio lucense de Outeiro de Rei. Tras descubrir que sus nombres habían sido inscritos sin su permiso, representantes de estos colectivos han expresado la intención de denunciar el asunto ante el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Según fuentes de los centros, el Ayuntamiento de Outeiro de Rei, gobernado con mayoría absoluta por el PP gallego, había reclamado recientemente una lista sobre las personas que estaban en estas dos instalaciones y que suman un total de más de 450 personas, de ellas 300 reclusos.

Fuentes de la cárcel han apuntado hacia una maniobra política del PP. Con el objetivo de justificar que en Outeiro de Rei se hayan superado los 5.000 habitantes se pasarían de 11 a 13 concejales en el ayuntamiento.

El alcalde asegura que no hay nada ilegal

El alcalde de Outeiro de Rei, José Pardo, ha subrayado que se trata de un procedimiento administrativo que no enmascara ninguna otra voluntad que la de reflejar el verdadero número de habitantes de Outeiro de Rei.

Pardo ha asegurado que no hay nada ilegal en este procedimiento y ha apuntado que su intención era actualizar el censo de población atendiendo a que algunas transferencias dependen del número de residentes.

Tanto los socialistas gallegos como el BNG han cuestionado el procedimiento y han considerado que existe vulneración de los derechos al haberse producido la inscripción sin el previo consentimiento de los ciudadanos.