Ir a contenido

El Govern escoge Andorra como base internacional del Ramon Llull

La Generalitat y el Gobierno pirenaico colaborarían a través de una fundación

El catalán lograría así el respaldo de un tratado internacional validado por la UE

ERNEST ALÓS / BARCELONA

Andorra se convertirá en la zona franca a partir de la cual exportar la lengua catalana al mundo superando las fronteras estatales. El director del Institut Ramon Llull, Josep Bargalló, y el ministro de Cultura de Andorra, Juli Minoves, confirmaron ayer en el Palau de la Generalitat que solo faltan cerrar flecos legales para crear una institución de carácter internacional con sede en Andorra.

Aprovechando la condición de país soberano y neutral del Principado, esta institución coordinaría las acciones de promoción exterior de los territorios de habla catalana que quieran sumarse. El patronato de esta entidad pactaría las directrices políticas comunes pero las instituciones de cada territorio serían los órganos ejecutivos y mantendrían su total autonomía.

La cada vez más perfilada Fundació Ramon Llull --nombre y personalidad jurídica que prefieren los promotores-- permitiría solucionar de forma amistosa la ruptura entre el Institut Ramon Llull catalán y el Institut d'Estudis Baleàrics y, si las negociaciones en marcha fructifican, incorporar a esta fórmula de cooperación a organismos de Valencia, L'Alguer y la Catalunya francesa.

Minoves y Bargalló firmaron ayer el acuerdo, anunciado el pasado 1 de febrero, para que Andorra se incorpore a la representación conjunta de la cultura catalana en la feria de Fráncfort de este año, con la integración de escritores y editores andorranos y de la Orquestra Nacional de Andorra. El próximo día 19 se firmará un acuerdo similar con las Illes. Pero la feria de Fráncfort es solo el primer paso.

ACCIÓN EXTERIOR

"Andorra es el único territorio donde el catalán es la única lengua oficial y ofrece un territorio neutro y lejos de toda posible implicación política", explicó ayer Minoves. El país pirenaico y las instituciones catalanas han descartado la integración en el Llull --con dificultades jurídicas con el Principado e inaceptable por las Baleares--, pero prefieren ir más allá de la aprobación de convenios de colaboración. La solución "más fácil", según ambas partes, aunque solo queda abierta como segunda opción si la fundación no cuaja.

El Institut Ramon Llull y Andorra ya han puesto en marcha un grupo de trabajo para redactar los estatutos de la futura institución, con el asesoramiento de los servicios jurídicos del Gobierno andorrano y de un bufete de abogados con implantación internacional.

TRATADO CON LA UE

La fórmula de situar en Andorra la sede social de las actividades de promoción exterior de la lengua catalana tiene una ventaja adicional. En los acuerdos de cooperación entre el Principado y la Unión Europea, con rango de tratado internacional, ambas partes se comprometen a la promoción conjunta de la lengua oficial de Andorra, el catalán. Un Ramon Llull andorrano de carácter público abriría automáticamente puertas en Bruselas sin pasar por Madrid.

Bargalló también apuntó que, aunque la primera semana de marzo avanzará el programa de Catalunya en Fráncfort al Parlament, los organizadores de la feria no permiten divulgar hasta junio el programa completo, incluyendo quién pronunciará el discurso inaugural y la ista completa de autores.

0 Comentarios
cargando