Ir a contenido

Peones Negros boicotea en BCN el acto de condena del atentado

El grupo, que exige "la verdad del 11-M", interrumpió con gritos la protesta silenciosa

El colectivo secundó la acción de la AVT, en la que se insultó a Montilla y Zapatero

EL PERIÓDICO / BARCELONA

Un centenar de personas interrumpieron ayer con insultos y gritos los cinco minutos de silencio que estaban guardando los dirigentes catalanes en la plaza de Sant Jaume para condenar el atentado de ETA. Los agravios los lanzaron manifestantes que sostenían pancartas de los Peones Negros, un grupo creado el año pasado cuyo principal objetivo es desvelar los supuestos "enigmas" de la investigación del 11-M.

"¡Zapatero, dimisión!", "¡Montilla, traidor!", "¡Libertad!" y agravios contra Josep Lluís Carod-Rovira fueron los gritos más repetidos por los manifestantes, que llevaban pancartas con el lema "¡11-Mentira y manipulación! ¡Queremos saber! ¿Quién ha sido?" y "ETA culpable, PSOE responsable", además de una bandera preconstitucional española.

Frente a los Peones Negros se encontraban dirigentes como el presidente de la Generalitat, José Montilla; el vicepresidente catalán, Carod-Rovira; el conseller de Interior, Joan Saura, y otros miembros del Ejecutivo catalán, así como el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu; el concejal del PP Alberto Villagrasa, el portavoz parlamentario de CiU, Felip Puig, y el líder de Ciutadans, Albert Rivera, entre otros.

PROTESTA "CONTRAPROGRAMADA"

La plaza de Sant Jaume de Barcelona fue elegida ayer al mediodía para concentraciones, supuestamente, de repulsa del atentado de ETA y en solidaridad con las víctimas: por un lado lo hizo la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) y, por otro, la Federació de Municipis de Catalunya (FMC) y la Associació Catalana de Municipis (ACM). Peones Negros secundó la acción de la AVT, una asociación a la que se le achaca haber politizado el papel de las víctimas y que ayer extendió esa convocatoria a todas las capitales españolas. En algunas, como en las de Zaragoza, Alicante y Palma, se repitieron los gritos de dimisión contra el presidente José Luis Rodríguez Zapatero.

Arturo, sobrenombre del portavoz de Peones Negros en Barcelona, participó en la protesta de ayer y denunció que la FMC hubiera "contraprogramado" con una manifestación en el mismo día y a la misma hora. Arturo dijo que "los insultos eran de esperar". "La gente está muy harta ya. Ha sido la expresión del pueblo", afirmó.

Al término de la concentración de la FMC, Peones Negros y otros asistentes --entre ellos Juan José Martínez Ferra, delegado en Catalunya de la AVT-- participaron en su propia concentración. Peones Negros deben su nombre al símbolo del blog de Luis del Pino, autor del libro Los enigmas del 11-M. ¿Conspiración o negligencia?, donde se recogen artículos publicados por él mismo en varios medios, entre ellos el diario en internet Libertad Digital, editado por Federico Jiménez Losantos.

DIRIGENTES DEL PP

Peones Negros se concentra en las ciudades españolas todos los días 11 de cada mes para denunciar la "patraña" que ha explicado el Gobierno. A esas concentraciones, que en la plaza de Sant Jaume se realizan desde septiembre, han acudido varios dirigentes del PP, entre otros, Alberto Fernández Díaz, presidente del grupo municipal, y Daniel Sirera, portavoz adjunto en el Parlament. Este último fue invitado a leer un manifiesto en la protesta de diciembre, sugerencia que descartó. "Es un movimiento de la sociedad civil y los políticos ya tenemos otras vías para expresar lo que pensamos", declaró ayer. Sirera condenó también los insultos y agravios contra los políticos.