Ir a contenido

¿Qué pasó el 11 de septiembre de 1714 en Catalunya?

La fecha de la Diada conmemora el asalto de Barcelona por parte de las tropas de Felipe V

El Periódico

Cuadro LOnze de Setembre de 1714, del pintor Antoni Estruch.

Cuadro LOnze de Setembre de 1714, del pintor Antoni Estruch.

El 11 de septiembre de 1714, los soldados de las tropas borbónicas de Felipe V asaltaron Barcelona. Era el fin de la guerra de sucesión, en la que Catalunya se puso del lado del arquiduque Carlos de Austria. La victoria de Felipe de Anjou llevó a la promulgación del Decreto de Nueva Planta en 1716, por el que se consumaba la destrucción de las instituciones catalanas.

► Todas las noticias sobre la Diada de Catalunya

El conflicto había empezado en 1700. Ese año, el testamento de Carlos II, que cedía el trono de la corona de Castilla a Felipe de Anjou, generó una fuerte controversia entre las grandes potencias occidentales.

Con la aparición de la Gran Alianza de La Haya, el imperio austriaco, Inglaterra, Holanda, algunos estados alemanes, Portugal y Saboya concretaron un bloque antiborbónico que pretendía imponer a un candidato alternativo: el archiduque Carlos de Austria. Comenzaba así en 1702 un conflicto bélico internacional en torno a la sucesión de la monarquía hispánica.

Apuesta errónea

A pesar de que Felipe V mantuvo inicialmente el estatus de Catalunya, la población catalana empatizó con la causa de Carlos de Austria. En 1705, representantes de la oposición firmaron con las autoridades inglesas el pacto de Génova, que garantizaba que Catalunya mantendría su sistema de gobierno independientemente del resultado de la guerra en la que estaba a punto de participar. Ese mismo año, el archiduque fue proclamado monarca por los catalanes. Fue el punto de partida de una guerra civil en la Península.

Tras algunas batallas decisivas que se saldaron a favor de los Borbones, en 1713 las potencias aliadas firmaron el tratado de Utrecht con Felipe V, que se consolidó como rey de España a cambio de una serie de concesiones territoriales. Catalunya se había quedado sola ante el tremendo potencial bélico de las tropas del borbón.

La caída de Barcelona

Barcelona y Cardona fueron las únicas plazas capaces de resistir la contundente ofensiva borbónica. Bajo las órdenes del Consell de Cent, la milicia urbana organizó la resistencia de la capital catalana, que soportó el asedio con estoicismo durante más de 13 meses.

En noviembre de 1713, Rafael Casanova fue elegido conseller en cap de la ciudad. Durante el sitio, y a pesar de ser partidario de la negociación, mostró una gran determinación, organizando las milicias gremiales encargadas de la defensa de la ciudad.

El 11 de septiembre de 1714, más de 20.000 soldados iniciaron el asalto definitivo de Barcelona. La resistencia del pueblo catalán obligó al Ejército borbónico a utilizar incluso las tropas de reserva, que tuvieron que luchar calle por calle para someter a la ciudad. Finalmente, después de más de 4.000 víctimas, la capital catalana se rindió a las tropas invasoras.

0 Comentarios
cargando