Contaminación odorífera

Parets avanza hacia una ordenanza contra los malos olores de las industrias

  • La regulación pretende ser una medida de protección contra la contaminación odorífera

  • La ordenanza incluye un capítulo de sanciones clasificadas en leves, graves y muy graves con multas de entre 1 y 90.000 euros

  • La iniciativa se ha aprobado inicialmente con el voto a favor de totos los grupos políticos municipales a excepción de C's, que se ha abstenido

Polígono de Parets

Polígono de Parets / Ayuntamiento de Parets

Se lee en minutos

El Periódico

El Pleno del Ayuntamiento de Parets ha aprobado inicialmente una ordenanza de protección contra la contaminación odorífera, con el voto a favor de todos los grupos políticos municipales (16 votos) a excepción de C's, que se ha abstenido.

La concejala de Medioambiente, Rosa Martí, ha destacado que el control de olores es un tema "complejo" porque los olores son "subjetivos" y, además, no existe ninguna regulación estatal o autonómica.

Martí ha explicado que la ordenanza persigue tres objetivos principales. El primero, conseguir que el medioambiente sea de calidad reduciendo las emisiones de componentes que puedan molestar a las personas; el segundo, garantizar el derecho de los vecinos a gozar de un medioambiente adecuado; y por último, eliminar las molestias producidas por los olores.

Sanciones de hasta 90.000 euros

Así, explica el gobierno local, cuando haya un episodio de contaminación odorífera, se hará una inspección en el punto de inmisión, es decir, allí donde se perciban los olores y no donde se generan.

La inspección se realizará con un olfatómetro dinámico de campo, un aparato que determina in situ la concentración de olor a partir de la unidad de mesura de olor europea. Según apunta Martí, el consistorio paretano prevé usar el equipo y los técnicos de la Diputació de Barcelona para estos análisis.

Por otro lado, la concejala también ha anunciado que se podrá requerir un plan de gestión de olores a las empresas que sobrepasen los valores límite en un 'episodio de olores'. Este plan, explica, deberá incluir las fuentes y los procesos emisores, la cuantificación de las inmisiones y las medidas para reducirlas con tal de cumplir con la ordenanza. También se podrá obligar a las empresas a instalar un sistema de monitoraje de olores.

Te puede interesar

La ordenanza incluye un capítulo de sanciones clasificadas en leves, graves y muy graves con multas de entre 1 y 90.000 euros. El texto inicial se someterá a información pública por un periodo de 30 días para que, quien lo considere, pueda presentar alegaciones y reclamaciones.

Más noticias de Parets en la edición local de EL PERIÓDICO