Empleo

Una cincuentena de familias paretanas afectadas por el cierre de la planta de Bosch en Lliçà d'Amunt

  • El cierre de la planta afectar a más de 400 puestos de trabajo, en concreto, 336 empleos directos y un centenar de indirectos

  • El consistorio pide a Bosch en un manifiesto de apoyo a los trabajadores un proceso de negociación y reindustrialización de la planta

El equipo de gobierno local con los representantes de los trabajadores afectados

El equipo de gobierno local con los representantes de los trabajadores afectados / Ayuntamiento de Parets

Se lee en minutos

El Periódico

El Ayuntamiento de Parets ha firmado un manifiesto de apoyo a los empleados y empleadas de Bosch, en el que piden a la empresa un proceso de negociación y reindustrialización de la planta para salvar los más de 400 empleos afectados.

El jueves pasado, la dirección de la empresa comunicó al comité de trabajadores y trabajadoras la decisión de cerrar la planta situada en Lliçà d'Amunt, afectando a 336 empleos directos y un centenar de indirectos. De entre los 336 afectados directos se encuentran una cincuentena de familias paretanas.

Así, el consistorio de Parets pide a Bosch la apertura de un proceso de negociación y reindustrialización y manifiesta el compromiso de dar apoyo a los trabajadores y trabajadoras para garantizar los puestos de trabajo. El Ayuntamiento urge la implicación de todas las administraciones públicas y hace extensiva la petición de buscar una solución a las formaciones políticas del Parlament de Catalunya.

Noticias relacionadas

El pasado domingo, según informa el gobierno local, el Ayuntamiento se reunió con los representantes de los trabajadores de la planta para escuchar de primera mano la situación que viven y plantear alternativas al cierre.

Más noticias de Parets en la edición local de EL PERIÓDICO