06 ago 2020

Ir a contenido

Acusaciones de negligencia

USOC denuncia a Grifols por "poner en riesgo la salud de la plantilla" a raíz de una muerte por coronavirus

El sindicato acusa a la empresa de no aplicar los protocolos y lamenta que un trabajador de Parets del Vallès haya perdido la vida

El primer caso confirmado en la plantilla de la localidad vallesana se supo el 21 de marzo y ahora ya hay cuatro infectados en el grupo

ACN

Una imagen de archivo del centro de operaciones de Grifols en Irlanda.

Una imagen de archivo del centro de operaciones de Grifols en Irlanda. / lluís villaró

La Unió Sindical Obrera de Catalunya (USOC) ha alertado de que un trabajador de Grifols en Parets del Vallés ha muerto por coronavirus y ha denunciado la multinacional a la Inspección de Trabajo por poner en riesgo a la plantilla y mostrar "desidia y negligencia total" en plena pandemia. 

En un comunicado, el sindicato ha acusado a la multinacional de "incumplir" las medidas de seguridad y de llevar a cabo acciones "nada fiables" para prevenir contagios dentro del centro de trabajo. 

La organización sindical asegura que se ha evitado informar de los posibles positivos, que las cuarentenas preventivas "no han sido correctas en muchos casos" y han señalado que los trabajadores con personal especialmente sensible se les ha denegado la posibilidad de confinarse.

Un muerto y cuatro contagiados

La empresa ha continuado trabajando desde que se decretó el estado de alarma porque es un fabricante de medicamentos y desarrolla una función esencial. Según el sindicato, el primer caso de coronavirus confirmado en la plantilla de Instituto Grifols en Parets del Vallès se supo el 21 de marzo y ahora ya hay cuatro infectados en el grupo. 

El día 26 de marzo los trabajadores fueron informados de que el primer contagiado había perdido la vida. Los compañeros de turno de la persona que había muerto no fueron confinados tras el fallecimiento, asegura el sindicato.

En el documento presentando a la Inspección, explican que el material de protección se ha "racionado semanalmente", "sin dar respuesta a las inquietudes" de los trabajadores. En este sentido, fuentes sindicales han afirmado que el número de mascarillas de que disponen los trabajadores ha pasado de cinco a dos al día.

Acusaciones de negligencia

La organización también ha criticado que la multinacional farmacéutica especializada en plasma y hemoderivados no haya respetado la distancia social mínima en "muchos departamentos" y no ha permitido que los trabajadores se confinaran de forma preventiva "si no mostraban síntomas". "Muchos compañeros de turno han estado en contacto con positivos y han seguido trabajando, sin ningún tipo de inconveniente", denuncian.

En cuanto a la reubicación de los trabajadores en otras áreas, no se ha tenido en cuenta ni la formación ni la información de sus riesgos en el nuevo lugar que iban a ocupar y se ha tenido que reclamar ropa adecuada, lamentan.

USOC también ha denunciado que las empresas subcontratadas aún no han recibido información sobre los protocolos de actuación ante la emergencia sanitaria, a pesar de haberlo pedido.

"Por todo ello, consideramos todo este tipo de actuaciones realizadas por la empresa de desidia y negligencia total, en base a la salud de las personas que trabajan en un grupo empresarial y más cuando ha muerto un compañero", sentencia la denuncia.

La empresa, sorprendida 

La empresa se muestra sorprendida por las quejas de USOC y recuerda que hace dos semanas llegó a un acuerdo con los sindicatos con el objetivo de asegurar la continuidad de la actividad farmacéutica y, al mismo tiempo, garantizar la seguridad y la salud de la plantilla. 

"La colaboración entre los sindicatos es constante; a estas alturas, los trabajadores son lo más importante para la compañía", afirma Grifols. El acuerdo al que se llegó el pasado 19 de marzo incluye medidas como la promoción del teletrabajo, la creación de dos grupos de trabajo para garantizar la producción y evitar contagios o la instauración de una bolsa de horas flexible a recuperar durante los próximos cuatro años para aquellos departamentos donde la producción no sea urgente.

"Desde el inicio de la pandemia hemos tomado las medidas necesarias para garantizar la seguridad de nuestro equipo humano, tantos en nuestros centros de trabajo corporativos como en las áreas de producción", ha expresado Grifols en declaraciones a la ‘ACN’. 

Asimismo, la farmacéutica remarca que ha tomado medidas que han ido "más allá de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y otras autoridades sanitarias". En este sentido, asegura que se ha reducido en un 60% el número de trabajadores que se presentan cada día en su puesto de trabajo y que "se han extremado las medidas de prevención y riesgos laborales para evitar cualquier situación de riesgo".

Más denuncias

El sindicato USOC no ha sido el único en denunciar a la multinacional Grifols estos últimos días. También lo ha hecho la Confederación General del Trabajo (CGT) ante Inspección de Trabajo por "poner en riesgo la salud de los trabajadores".

El sindicato asegura que la empresa no activó ningún protocolo de confinamiento después de que un trabajador de Parets del Vallès falleciese por coronavirus. A su juicio, las medidas preventivas que se han aplicado desde el inicio del estado de alarma han sido "insuficientes". "Algunos responsables se han saltado algunas de las normas de la propia empresa en determinados puestos de trabajo sin ninguna consecuencia", apunta en un comunicado.

También remarca que hay equipos de protección individual que son colectivos y no tienen ningún tipo de higiene, utilizándolos entre 15 y 20 personas. Los turnos se han organizado, dice la CGT para poder hacer limpiezas extraordinarias, pero hacen que coincidan más trabajadores, "aumentando el riesgo de contagio". Según el sindicato, sigue trabajando un 70% o más de la plantilla de producción, cosa que "obliga" a los trabajadores de algunas zonas a hacer horas extra.

Más noticias de Parets en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA