Opinión |
Ágora
Josep Sánchez Llibre

Josep Sánchez Llibre

Presidente de Foment del Treball

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Día de la Empresa: más diálogo y más respeto

Catalunya y sus empresas merecen un gobierno que trabaje junto a las patronales -y también los sindicatos- para diseñar políticas que impulsen la competitividad y el empleo

Contenedores.

Contenedores.

Hoy, 27 de junio, celebramos el Día de la Empresa en Catalunya, una fecha que nos permite reconocer y honrar a todas las empresas hacen palpitar el corazón de nuestra economía. Y me refiero a pequeñas, grandes, medianas, micros, autónomos y 'startups'. El ecosistema empresarial se transforma, el mundo patronal también. Como presidente de Foment del Treball, es un honor celebrar por tercer año consecutivo esta jornada -que propuso Foment- con empresarios y trabajadores, para destacar la importancia de nuestras empresas en el desarrollo económico y social de Cataluña.

Las empresas son el motor que impulsa el crecimiento, la innovación y el progreso. Parece una obviedad, pero vivimos una época en que se quiere demonizar al empresario y a las empresas. No lo vamos a permitir. Con dureza y con humildad señalamos que son quienes generan empleo, invierten en tecnología y mejoran la calidad de vida de nuestros ciudadanos. En este día especial, quiero expresar mi más sincero agradecimiento a todos los empresarios y empleados que, con su esfuerzo y dedicación, hacen posible que Catalunya sea un referente de dinamismo y prosperidad. Ojalá este día de reconocimiento se pudiera celebrar en toda España. Nos jugamos mucho si dejamos fuera de la ecuación a los empresarios, y más si es por caprichos partidistas. 

Así, me veo con la necesidad de subrayar el papel fundamental de las patronales en el diálogo social. Las organizaciones empresariales, como Foment del Treball, y la CEOE y CEPYME en el ámbito estatal, son actores esenciales en la negociación y el consenso. Cuesta entender que desde parte del Gobierno se insista en el monólogo social y se actúe contra el consenso y el respeto. Más de 40 años de éxitos en el ámbito del diálogo social no se pueden tirar por la borda. Por los empresarios no será, a pesar del maltrato y desprecio que recibimos seguimos y seguiremos en todas las mesas de negociación.

Sin embargo, a pesar de nuestra voluntad, observamos con preocupación las medidas unilaterales que el Gobierno ha implementado en materia laboral, ya sea la reducción de jornada o el incremento del SMI o el subsidio de paro, por citar algunas. Estas decisiones, adoptadas sin el necesario consenso y diálogo con los actores sociales, tienen un impacto negativo en el tejido empresarial y, por ende, en toda la economía. Es inaceptable que se ignoren las voces de quienes crean riqueza y empleo. Demonizar una parte de la sociedad no solo es lamentable, es improductivo. 

Catalunya y sus empresas merecen un gobierno que valore el diálogo social, que trabaje junto a las patronales -y también los sindicatos- para diseñar políticas que impulsen la competitividad y el empleo. Las decisiones unilaterales, lejos de resolver los problemas, los agravan, poniendo en riesgo la estabilidad y el desarrollo económico.

Hoy, en el Día de la Empresa en Catalunya, reitero mi compromiso y el de Foment del Treball para seguir defendiendo los intereses de nuestras empresas. Continuaremos luchando por un entorno empresarial justo y competitivo, y por un diálogo social que sea el pilar de las políticas laborales en nuestro país. Felicidades a todos, porque todos somos empresarios y todos queremos construir una Catalunya más próspera y equitativa que elimine las desigualdades sociales.