Apunte

Vuelven los JASP

1
Se lee en minutos
Los jugadores se abrazaron en los siete goles como si fuera el primero que le marcaban a Costa Rica.

Los jugadores se abrazaron en los siete goles como si fuera el primero que le marcaban a Costa Rica. / RFEF

A mediados de los años 90 se hizo famoso el eslogan JASP, acrónimo de una expresión que simbolizaba a Jóvenes Aunque Sobradamente Preparados. Se hacía referencia a una generación joven, nacida a mediados de los 70, que atesoraba títulos universitarios, con ganas de aprender y de comerse el mundo, pero a la que costaba encontrar ubicación profesional. Pero eran buenos. Incluso la marca de automóviles Renault lo aprovechó para anunciar su nuevo modelo del Clío. Parece que fue ayer pero ya han pasado 27 años. Bueno, fue antes de ayer. Me vale.

Pues ya tenemos aquí a estos JASP: estos chavales jóvenes, desvergonzados, inexpertos, osados, pero sobre todo solventes, enviando al mundo del fútbol un mensaje muy claro: "ojo que España va en serio". Un mensaje que por el momento tan solo se puede aplicar al fútbol.

Siempre se ha dicho que el primer partido en un Mundial es el más jodido (no me lo pregunten porque no he jugado ninguno, al menos de momento). La solvencia demostrada también la quisieron mostrar argentinos y alemanes ante rivales teóricamente inferiores. Quisieron, claro. Pero no pudieron, porque pocos, o nadie, apostó por este marcador en las casas de apuestas. Me gustaría saber quién fue el listo que se jugó 10 euros al 7-0. Nadie. No mientan: nadie. Y si existe ya me está invitando a una paella.

Abrazos en piña

Noticias relacionadas

Todos sabemos que el mayor pecado que pueden cometer esa pila de 'niños' radica en pensar que España ya es campeona del mundo. No lo harán. ¿Vieron ustedes la piña que formaban abrazándose tras marcar cada uno de los siete goles? Manténganla en sus mentes. Son los JASP.

Una cosa… estuvieron muy bien nuestros JASP que actuaron como los iraníes, negándose cantar la letra del himno, sin embargo no se taparon la boca con la mano como hicieron los alemanes. Es que igual pedimos demasiadas cosas… Disfruten de la ironía, por favor. De momento ha pasado el primer capítulo: le haces un siete a Costa Rica. Está claro que el mundo es de los JASP. ¿Y el Mundial? ¿eh?