Artículo de Sílvia Cóppulo Opinión Basado en interpretaciones y juicios del autor sobre hechos, datos y eventos

Cuando cortarse duele menos

Las autolesiones, sirven, pues, para liberar sentimientos intensos de angustia, tristeza y rabia de quien no sabe cómo gestionarlos de otra forma

1
Se lee en minutos
Las autolesiones no suicidas entre los adolescentes y los jóvenes se han convertido en un problema de salud pública.

Las autolesiones no suicidas entre los adolescentes y los jóvenes se han convertido en un problema de salud pública. / GETTY IMAGES

En los brazos, las piernas, el abdomen o el pecho. ¿Por qué se cortan con punzones o cuchillas o se queman con puntas de cigarrillos? Porque el dolor del corte o de la quemadura es claro, concreto y llevadero. Además, las lesiones en la piel activan un mecanismo de liberación de endorfinas, que funciona como un opiáceo endógeno, que genera un efecto relajante, ansiolítico y analgésico. Acoge y permite no sentir el dolor emocional de quien se infringe la lesión. Las autolesiones, sirven, pues, para liberar sentimientos intensos de angustia, tristeza y rabia de quien no sabe cómo gestionarlos de otra forma. O cuando cortarse duele menos. 

La prevalencia de autolesiones se sitúa alrededor de un 30% de adolescentes, y va en aumento. Conductas que aparecen a veces a edades muy tempranas en la niñez, o que continúan en la edad adulta. 

Las describen como un impulso irresistible, que conlleva poco a poco la necesidad de aumentar la frecuencia o la gravedad del corte para obtener el mismo efecto. Es decir, las autolesiones y su consecuente liberación endorfínica generarían una sensación de placer similar a la adicción a substancias. Incluso usan las mismas palabras relacionadas con la abstinencia de drogas o de alcohol: recaída, estar limpio…

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Algunos especialistas creen que las autolesiones serían la punta del iceberg, y que en la base hallaríamos trastornos depresivos, obsesivos compulsivos, de conducta alimentaria, de la personalidad o del espectro autista. Pero, al fin, ¿qué debemos hacer ante un adolescente que en verano usa camisetas de manga larga hasta los dedos para ocultar los cortes?

Noticias relacionadas

Saber en primer lugar que estas conductas no se pueden detener de golpe. Que las redes sociales están llenas de vídeos y fotografías que incitan a autolesionarse. Y que se trata de no culpabilizar, ni estigmatizar, sino de ayudar, tomándose en serio sus preocupaciones, escuchando y sugiriendo incluso ayuda profesional. 

Algunas personas que se autolesionan tienen claro que eso les ayuda a evitar el suicidio. Pero les duele el alma.