La hoguera Opinión Basado en interpretaciones y juicios del autor sobre hechos, datos y eventos

Insulina gratis: la bolsa o la vida

Un usuario verificó un perfil falso de la farmacéutica Eli Lilly para anunciar que la insulina que procesan sería gratuita. Caída bursátil y 14.000 millones de dólares perdidos en un día

2
Se lee en minutos
Fotografía de archivo del logo de Twitter. EFE/EPA/JUSTIN LANE

Fotografía de archivo del logo de Twitter. EFE/EPA/JUSTIN LANE

Los Yes Men fueron pioneros en lo que hoy se conoce como troleo. Activistas comprometidos con la broma, con el arte y con la justicia, se dedicaron durante los primeros años de internet a crear páginas webs iguales que las de grandes empresas, y esperaban a que algún periodista o gestor cultural pinchase en la casilla de 'contacto'. Una vez que les contactaban, los Yes Men acudían raudos a los medios o a conferencias para millonarios disfrazados de directivos de las compañías

Lo hicieron con Dow Chemical, la empresa que absorbió la mayor parte de los activos de la compañía que provocó la catástrofe en Bhopal, la India, en 1984. Se estima la cifra total de muertos en unos 25.000 por la fuga de isocianato de metilo que, corriendo desde la factoría mal cuidada a los pueblos circundantes a lomos de la brisa, exterminó a sus habitantes como en una fantasía lúbrica de Heinrich Himmler. 

Años más tarde, y apagado el fuego mediático que provocaron las imágenes grotescas de niños violeta abrazados a los cadáveres de sus madres, los supervivientes y allegados apenas habían recibido indemnización, tras un juicio que hedía a presión del poder financiero todavía más de lo que llegó a apestar la factoría de Bhopal. De modo que los Yes Men crearon la falsa web de Dow Chemical en 2004, y uno de ellos se presentó en una entrevista para la BBC, haciéndose pasar por el responsable.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Dijo, ante una audiencia estupefacta, que Dow Chemical iba a liquidar la empresa responsable y repartir el dinero entre las víctimas, destinando otra parte a limpiar la tierra contaminada por sus acciones. Durante los 23 minutos siguientes, las acciones de Dow cayeron un 4,24% y dejaron un agujero de más de 2.000 millones de dólares en su valor de mercado. Inmediatamente salió la verdadera Dow Chemical a negar la mayor: no liquidarían la empresa, y mucho menos iban a repartir dinero entre esos indios muertos de hambre a los que ellos mismos habían destruido.

Noticias relacionadas

Es lo que los Yes Men querían: que Dow Chemical mostrara su verdadero rostro. Y lo consiguieron

No he podido evitar recordarlo al saber que, durante el breve lapso en que las verificaciones azules de Twitter han costado ocho dólares al año, un usuario verificó un perfil falso de la farmacéutica Eli Lilly para anunciar que la insulina que procesan sería gratuita. Un 4% de caída bursátil y unos 14.000 millones de dólares perdidos en un día.

Temas

Bolsa Twitter