APUNTE

Xavi o hacerse el muerto

2
Se lee en minutos
Xavi animando desde la banda durante el primer partido de liga

Xavi animando desde la banda durante el primer partido de liga / Jordi Cotrina

Dos de mis amigos del alma, Carlos Sainz y Luis Moya, tenían dos frases sensacionales que repetían habitualmente a lo largo de la disputa de cada uno de los rallys mundialistas que trataban de ganar. Y ganaron muchos. Hasta dos títulos mundiales. Moya, dueño del ‘asiento del miedo’, solía decir “quién dijo miedo, habiendo hospitales” y Sainz, cuando acababa tercero la primera de las tres jornadas de las que se componía el rally, siempre comentaba “esto no es como empieza, sino como acaba”. Y Juanjo Lacalle, su dios, su gurú, el hombre de su confianza, añadía un “queda mucho”.

Pues sí, sí, los tres pronósticos sirven, cómo no, para el inicio desafortunado del nuevo, galáctico y millonario Barça. Los tres. Lo que ocurre es que el “queda mucho” también puede significar que la cosa se complique aún más, que el asunto vaya a peor, que acabemos perdiendo el rally o en el hospital. Dios no lo quiera. Pero cuando se habla de “queda mucho” y todos citamos el arranque torcido del mejor Barça de la historia, el primero de Pep Guardiola, lo escribimos pensando que ocurrirá eso, lo mismo que sucedió entonces, pero si echamos un ojo a la situación nos daremos cuenta de que el ambiente es caótico. Con perdón.

Y más, y más, y más

El Barça se ha gastado, de momento, 158 millones de euros, y aún no ha podido inscribir a todos sus fichajes. El Barça se ha endeudado hasta la cejas y su entrenador está pidiendo más refuerzos, quiere un lateral derecho (Meunier), otro izquierdo (Marcos Alonso) y otro ‘cerebro’ (Bernardo Silva). Al ‘mister’ canterano no le sirve nadie de la cantera. Nadie. Y digo nadie porque ha pedido a Silva para sentar en el banquillo a Gavi, el mejor joven de todo el fútbol europeo, porque no entiende el juego posicional. Desaparecido Gavi, ya no quedará nadie de la cantera en el equipo titular, pues el Barça, no es el Real Madrid, el Barça ha fichado titulares ricos que no quieren ser reservas.

No sabemos qué hacer con Braithwaite, ni con Umtiti, ni con Memphis, ni con Dest, ni con Aubameyang, seguimos empujando a De Jong, le ninguneamos los contratos a Busquets y Piqué, que ya no saben ni dónde meterse, ni que hacer, ni que decir y me los imagino viendo volar sobre sus cabezas sacos de millones de euros para fichar futbolistas y pagar otros contratos, y ellos sin saber cuánto cobrarán ni cuando, aunque cobrarán, digo.

Y, de pronto, cae un rayo

Todo eso está pasando a mitad de agosto. Todo eso sigue ocurriendo tras un lamentable 0-0, ¡ojito!, donde Iraola, uno de los técnicos de moda, joven, muy joven, del fútbol español, le dio una lección a Xavi ante 81.001 culés en el Camp Nou. Todo eso ocurrió el día que iba a empezar a rodar el ‘círculo virtuoso 2.0’.

Noticias relacionadas

Ocurrió todo eso y, 34 horas después, uno de los mejores amigos de Joan Laporta, íntimo, íntimo, de charla diaria, escribió en su twitter: “Laporta no es persona de medias tintas, se está “dejando la vida” para tener una plantilla muy competitiva. Ahora le toca a Xavi no “hacerse el muerto”. Eran las 08.39 del lunes. Minutos después, en las catacumbas de la Ciudad Deportiva Joan Gamper, el grito más oído era “¡ya sabéis lo que piensa el presidente!”.

El presidente que pensaba que Xavi Hernández estaba verde.

Temas

Barça