Artículo de Ana Bernal-Triviño Opinión Basado en interpretaciones y juicios del autor sobre hechos, datos y eventos

¿Y si son mujeres las que pinchan?

Hay quienes aún se siguen preguntando sobre el fin de los pinchazos, aunque ya hemos explicado cien veces el interés por crear miedo y expulsar a las mujeres del espacio público

1
Se lee en minutos

DAVID APARICIO

Desde hace unos días se deja caer la idea de si sabemos con certeza que quienes ocasionan los pinchazos a mujeres en discotecas y fiestas son hombres. Un clásico: las mujeres son el mal y toca revictimizar a quienes lo han sufrido.

Noticias relacionadas

Unos apuntes rápidos. Una, que hay que escuchar a las víctimas que han denunciado y estas, en un buen porcentaje, han referido la presencia de algún hombre cerca de ellas cuando han notado el pinchazo. Dos, dudo bastante que estas jóvenes se inventen los síntomas que sufren tras el pinchazo pero, sobre todo, que originen ellas mismas esta situación cuando, tras el pinchazo, se fastidia la fiesta. Cuando te lo pasas bien, lo que menos te apetece es encontrarte mal y marcharte. Y tres. Hay quienes aún se siguen preguntando sobre el fin de los pinchazos, aunque ya hemos explicado cien veces el interés por crear miedo y expulsar a las mujeres del espacio público. Recuerdo que en la violencia machista que sufren muchas mujeres con sus parejas, cada día, no hace falta ni que te pegue. Solo con su presencia o con el estado de alerta en el que te hace vivir, ya es violencia. En este caso no hace falta inocular algo. La amenaza está y cambia los hábitos. Y, por otro lado, hay quien dice que “cómo se van a poner tantos hombres de acuerdo”. Ignoran no solo las redes sociales sino que el machismo es educación y que los hombres que agreden no quedan en una reunión de cinco a ocho para coordinarse. No es necesario. Llevan así siglos, en todos los rincones del mundo, sabiendo cómo violentar a las mujeres, porque así están educados y revalidan su posición social.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Algunas se jactan de que las chicas “vayan a la fiesta, como yo haría”, pero es que resulta que no todo el mundo es como tú y hay muchas circunstancias y el miedo justificado está ahí. Todo esto que escribo, si lo revisan, es poniendo en el foco a ellas y exculpando a ellos. Estos días leí que se había identificado a la primera persona autora de un pinchazo en Tarragona. ¿Quién era? No ella. Fue un hombre machista. No, no son extraterrestres.