Artículo de Desirée de Fez Opinión Basado en interpretaciones y juicios del autor sobre hechos, datos y eventos

El nuevo miedo audiovisual

Hay un temor a que nos dejen de golpe huérfanos de series que nos gustan mucho y a que no nos dé tiempo a ver, antes de que las quiten sin avisar, películas o series que teníamos pendientes

2
Se lee en minutos
Fotograma de ’Batgirl’.

Fotograma de ’Batgirl’.

Es evidente que llevamos un tiempo relacionándonos con el audiovisual de una forma ansiosa y estresante. Seguro que hay quien puede contra eso, quien sigue viendo películas y series a su ritmo, sin prisas, sin obsesionarse con las novedades. Pero dudo que, a día de hoy, esas personas con suerte sean mayoría. El miedo a dejar pasar, a perderse algo, síndrome que fue bautizado como FOMO ('fear of missing out', un término que da pereza usar pero no puede ser más acertado), también es extensible al consumo de películas y series. Sin embargo, no sé si vimos venir que ese estrés y ese miedo no se acabarían en la imposibilidad de hacer frente a una cantidad de películas, series y otros contenidos desorbitada e imposible de asumir.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Esta semana, envueltas en un magma de confusión y especulación, salían a la luz dos noticias que revolucionaban las redes. Una era la cancelación por parte de Warner de 'Batgirl', una película de 90 millones de dólares que ya estaba en fase de posproducción: ni irá a cines ni se verá, como estaba previsto, en HBO Max. Igual de llamativa, la otra noticia era la eliminación del catálogo de ese mismo servicio de 'streaming' de varias películas sin avisar. Y, a partir de aquí y de varios rumores sobre el futuro de la compañía, se empezaba a especular sobre la inminente desaparición de otros contenidos y la posible cancelación de series. El motivo de este artículo no es informar sobre movimientos empresariales que se me escapan y cambian cada día; ni, por supuesto, opinar sobre las decisiones de esas compañías en base a cuatro noticias y una estampida de rumores. Sí me apetecía, vista la respuesta en redes a estas noticias y rumores, poner el foco en cómo esas informaciones crean un nuevo miedo, una nueva manera de relacionarse desde la ansiedad y el estrés con las películas, las series o el material audiovisual que sea. Serían el miedo a que nos dejen de golpe huérfanos de series que nos gustan mucho y a que no nos dé tiempo a ver, antes de que las quiten sin avisar, películas o series que teníamos pendientes (porque, de algún modo, seguimos pensando que lo que está en las plataformas es nuestro). Es como pasar del 'binge-watching' (el atracón de series) al 'panic-watching' (el atracón de series por miedo a que las quiten).