Artículo de Albert Soler Opinión Basado en interpretaciones y juicios del autor sobre hechos, datos y eventos

Diario del duro exilio en cala Montgó (II)

JuntsxHampa es ya una nueva Legión Extranjera, allá pueden alistarse prófugos de todo el mundo sin que se les exija nada más que creer a pies juntillas en la republiqueta

2
Se lee en minutos
Diario del duro exilio en cala Montgó (II)

FERRAN NADEU

Les escribo desde una tumbona mientras me dan un masaje, he tenido que conformarme con una masajista china, a mí no me masajean mis feligreses como al otro exiliado, el de Waterloo. Me llegan noticias de que precisamente el partido del Vivales y Borràs ha aprobado no suspender de militancia a los investigados por la justicia ni tampoco expulsar a los condenados en firme por la misma, en casos que se considere 'lawfare', palabra de esas que el lacismo gusta de inventar de vez en cuando y que significa simplemente «cuando nos dé la gana». Con esta decisión, el partido aprueba un cambio de nombre -uno más- y pasa a llamarse JuntsxHampa, convirtiéndose en refugio de delincuentes de todo pelaje, siempre y cuando juren fidelidad a la causa, ya que es sabido que toda acusación de delito contra un lacista es 'lawfare', ahí está Laura Borràs para demostrarlo.

JuntsxHampa es ya una nueva Legión Extranjera, allá pueden alistarse prófugos de todo el mundo sin que se les exija nada más que creer a pies juntillas en la republiqueta, nadie les va a preguntar por su pasado, da igual si estafaron, robaron, difamaron, mintieron, agredieron, mutilaron o practicaron la zoofilia, lo pasado es pasado. JuntsxHampa coge el relevo de la mencionada Legión como escondite de la justicia, y es de suponer que, como en aquel cuerpo del ejército francés, quien se aliste puede incluso hacerlo con nombre ficticio, a nadie le importa nada de su pasado, ni siquiera el nombre real.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

-Bienvenida, recluta. ¿Nombre?

-Laura Trapis.

-De acuerdo, no quiero saber nada más. Firme aquí y vaya a ver si existe algún uniforme de su talla. Si no, que le construyan uno.

Noticias relacionadas

Hace apenas unos días, la famosa mesa de negociación entre el Gobierno español y el Governet ha acordado desjudicializar la política, algo que solo se puede conseguir de dos maneras: o dejando los políticos de delinquir, o dejándoles delinquir. Apostaría a que se va a optar por la segunda solución, que es mucho más cómoda. Sea como sea, JuntsxHampa mejora notablemente dicho acuerdo, ya que considera 'lawfare' toda acusación contra un lacista, si a usted le pillan en la cama con un menor drogado, puede blandir ante las narices de la justicia su lacito amarillo, y pasa a ser un perseguido político. Víctima de 'lawfare', por así decirlo, y perdonen que repita tanto la palabreja, pero es que, como las demás que inventa esta tropa, pronto va a desaparecer como lágrimas en la lluvia, o mejor, como dineros de una caja de resistencia en bolsillos de un dirigente lacista.

Al igual que en la Legión, cuando uno de JuntsxHampa se encuentra en una situación difícil, acuden en su ayuda los demás lacistas, como un solo hombre, sin preguntar siquiera quien tiene razón, la razón no casa con JuntsxHampa. Así sucedió ayer ante el Parlament, que al grito de «¡A mí, JuntsxHampa!», proferido por Laura Borràs, unas decenas de valientes, probablemente de pasado tenebroso aunque por ello mejores soldados, demostraron yendo a defenderla que cada lacista es su hermano de armas. No sirvió de nada, no se puede vencer en todas las batallas, pero los soldados de JuntsxHampa demostraron que ni las leyes ni los reglamentos ni la justicia ni la democracia están hechos para ellos. Ni la 'lawfare', claro.