Artículo de Desirée de Fez Opinión Basado en interpretaciones y juicios del autor sobre hechos, datos y eventos

Huérfanos de infancia

Sorprende comprobar lo poco presente que está la infancia en el cine actual

1
Se lee en minutos
Un fotograma de ’Softie’.

Un fotograma de ’Softie’. / El Periódico

El Atlantida Film Fest, festival con edición presencial (en Mallorca) y en línea (en Filmin, la plataforma que lo organiza), ha incluido en su sección oficial a competición la película francesa ‘Softie’, dirigida por Samuel Theis. Tuve la suerte de verla en el D’A Film Festival, donde formé parte de uno de los jurados y mis compañeros y yo decidimos premiarla. Me impresionó cómo hablaba de la infancia, la sensibilidad con la que el director la había observado y la franqueza con la que la contaba a través del protagonista, un niño de 10 años que hace lo que puede para manejar los nuevos afectos y sobrevivir sin los que le faltan. Y me sorprendió comprobar, al hacer memoria, lo poco presente que está la infancia en el cine actual. Lo poco presente que está como protagonista, no como motor del drama de los adultos. Es como si, de tan enzarzado como está en entender y explicar al adulto del siglo XXI, el cine hubiera pospuesto la observación de la niñez y el relato de cómo este mundo en crisis también hace mella en los niños.

La misma semana que vi la película se dio una bonita casualidad. ‘Tema Libre’, el ‘podcast’ de la editorial Anagrama, estrenó el episodio ‘Los niños son poetas involuntarios’, en el que Sara Mesa y Alejandro Zambra, dos de mis escritores favoritos, conversan sobre cómo abordar la infancia desde la literatura. Sus observaciones son extraordinarias e iluminadoras. Y pensé: ojalá el cine contemporáneo se hiciera también esas preguntas, porque estamos un poco huérfanos de historias recientes que reflejen la infancia de verdad, no de refilón. Hay excepciones como ‘Softie’, ‘Un pequeño mundo’ (2021) o ‘Petite maman’ (2021), o como la película de terror ‘Black Phone’ (2022), mucho más conectada a las otras tres de lo que parece. Y quizá esa puerta se esté abriendo en las series (aunque el foco está más en la adolescencia que en la infancia). Pero es innegable que hay un vacío de historias de infancia que completen la crónica cinematográfica –consciente o inconsciente, directa o indirecta– de una época tan difícil para el adulto como para el niño.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Temas

Cine