APUNTE

Ahora que se va Guardiola

2
Se lee en minutos
FC BARCELONA - INTER DE MIAMI. GIRA USA FC BARCELONA. FOTO: VALENTI ENRICH

FC BARCELONA - INTER DE MIAMI. GIRA USA FC BARCELONA. FOTO: VALENTI ENRICH / VALENTI ENRICH

Yo se lo cuento y ustedes esperan a que suceda si es que ellos, buena parte de los patricios culés de la sociedad civil catalana, no se asustan.

Cuando observas el enorme protagonismo que ha adquirido Joan Laporta, el presidente-ejecutivo, en el relanzamiento del Barça y te asustas de que, no solo siga apareciendo en divertidas pancartas retadoras sino en la activación de palancas que suponen, cuentan, dicen, empeñar ganancias futuras, y lo ves bailar en las calles de Las Vegas como si hubiese conquistado ya el triplete, entiendes que algunas mentes barcelonista, menos atrevidas y que hubiesen aplazado para más adelante, como señaló Pep Guardiola, la generación de un nuevo ‘círculo virtuoso 2.0’, teman que los socios dejen de ser dueños del club.

Estar al loro

Es por ello que ya se han producido más de una cena con presencia, por cierto, de más de uno, dos y tres periodista, alguno de ellos hasta exdirectores de importantes periódicos de Barcelona, con socios culés de prestigio y solera (nada que ver con las familias que se presentaron en las últimas elecciones, en las que arrasó Laporta), para preparar lo que sería una plataforma de vigilancia sobre los números del Barça, que mostraría su inquietud por la gestión de la actual junta para que el ‘més que un club’ no acabe en manos de los que han firmado esos suculentos contratos de explotación de buena parte de los derechos de TV, entre otras cosas, pues vendrán más acuerdos sobre más cosas.

Los protagonistas de esta plataforma, cuyo primer y obsesivo objetivo es no ser vistos ni considerados como oposición (otra cosa es que, al final del viaje, acaben convertidos en alternativa electoral), se han ido de vacaciones a La Cerdanya y a la Costa Brava (ustedes ya me entienden), algo decepcionados porque su amigo y banquero Jaume Guardiola, responsable de la Comisión Económica Estratégica del Barça, no fuese crítico ("no es su misión”, dicen algunos) a la hora de aceptar, sin cifras, el acuerdo con Spotify y los siguientes acuerdos. Ahora, claro, Guardiola se va a presidir el Círculo de Economía y la necesidad de que alguien, aunque sea externo, esté ‘al loro’ de las cuentas del Barça parece más que necesaria en una época tan convulsa en la que a todo el mundo le parece bien todo.

Difícil limpieza

Noticias relacionadas

Porque es evidente que Laporta, nadie sabe exactamente a qué precio, aunque se intuye, pretende poner en marcha, de nuevo, el ‘círculo virtuoso 2.0’: ilusionar, motivar, fichar y ganar. Pero, de momento, no hay nadie inscrito. Hay futbolistas con decenas de millones de euros de sus contratos diferidos (Piqué, a quien quisieran ver en el Miami de Beckham; Busquets, a quien elogian por su impecable comportamiento y Alba); futbolistas a los que no quieren ver ni en pintura (De Jong, Memphis y Braithwaite) y futbolistas a los que, simplemente, les han dicho que se tienen que ir pero….fuera hace mucho frío: Mingueza, Riqui Puig, Umtiti y Neto.

Les saldrá. Está el ‘mago’ Mateu Alemany para que todo cuadre, porque, además, Jorge Mendes le ha garantizado a Bernardo Silva. Insisto, estará bien que alguien los vigile, aunque no sea de tan prestigioso apellido como es Guardiola.

Temas

Barça