Apunte

1
Se lee en minutos
Joan Laporta, presidente del Barça, en una rueda de prensa.

Joan Laporta, presidente del Barça, en una rueda de prensa. / JORDI COTRINA

Pocos eufemismos tan feos como el que hemos normalizado desde que la situación crítica del Barça exigiese soluciones financieras inmediatas: palanca. Ninguna de las acepciones que aparecen en el diccionario de la RAE tiene que ver con el significado que desde el Barcelona se le ha dado últimamente a este término, en el intento de vender positivamente algo que viene a ser una suerte de «rescate» o de hipoteca, o la mezcla de ambas cosas.

El comunicado que el Barça ha hecho público anuncia el acuerdo con el fondo de inversión Sixth Street como un éxito. «Estamos activando las palancas económicas y ejecutando nuestra estrategia paciente, sostenible y eficiente para fortalecer la base financiera del club», dice Joan Laporta. 

¿Un éxito?

¿Será un éxito renunciar al 10% de los derechos televisivos que genere el Barça en los próximos 25 años? No solo eso, los compromisarios autorizaron a Laporta a vender hasta un 15% más. Suponiendo que con estas «soluciones» (mejor que palancas) el club consiga salir del fango en el que le dejó la junta anterior, el siguiente presidente y los próximos, hasta dentro de 25 años, solo podrán disponer del 75% de los ingresos que genere el club en derechos de TV. ¿Un éxito? 

Eso sí, para entonces ya se habrán pagado las disparatadas fichas que Bartomeu difirió para sacarse parte del marrón de encima endosándoselo al siguiente... 

El caso del Atlético

Noticias relacionadas

La dimensión del agujero del Barça se entiende en un día como hoy. Ni siquiera ingresando los 207 millones que inyectará Sixth Street se puede inscribir a nadie. Se necesita más dosis.

No es el único. Resulta que el penúltimo campeón de Liga también está hecho unos zorros económicamente hablando y no pasaría los controles de la Liga excedido en 100 millones. Sorpresa. Tan cierto es que los rojiblancos se han metido en fichas altísimas (Simeone, Oblack, Griezmann, Koke...) como que los 10 años en Champions con el Cholo o el último título de Liga deberían suponer ingresos suficientes como para no tener apuros. Eso sí, en el Metropolitano no se activan palancas, se venden futbolistas, que es una SAD.