Artículo de Mónica Vázquez Opinión Basado en interpretaciones y juicios del autor sobre hechos, datos y eventos

El imperio Kardashian contraataca

Habrá quien las admire y habrá quien las desprecie, pero está claro que esta familia televisiva aún tiene cosas que decir, tras más de quince años desnudándose emocionalmente en las pantallas de millones de hogares por todo el mundo.

1
Se lee en minutos
El imperio Kardashian contraataca

Todo vuelve en esta vida, incluidas las Kardashian. Le pese a quien le pese, la familia americana más televisiva de la historia retorna a la pequeña pantalla por la puerta grande de la mano de Disney + con otro reality show que pretende reciclar el formato televisivo que les lanzó a la fama hace ya más de quince años. Las echaras o no de menos, las hermanas más prolíficas y preparadas para la cámara han decidido seguir alimentando la madre nodriza que las sacó del anonimato e impulsó las carreras individuales que los distintos miembros de la familia han ido creando a lo largo de sus vidas. 

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

En 2007 conocimos por primera vez a las Kardashian-Jenner gracias al programa de televisión 'Keeping up with the Kardashians', producido por Bunim-Murray Productions y Ryan Seacrest Productions y emitido en el canal de televisión americano E! Las hermanas han crecido delante de las cámaras bajo el escrutinio diario de un mundo que devoraba con ansia la feria de las vanidades que era su vida. De un pequeño escándalo que habríamos olvidado a los tres días, esta familia malcriada por la suerte ha sabido crear y hacer crecer un imperio mediático impredecible y asombroso, protagonizando uno de los debates sociales más interesantes sobre la naturaleza del medio de comunicación televisivo y las posibilidades del formato de la telerrealidad. Kris Jenner y sus hijas han creado una forma de vida hasta entonces desconocida, desafiando las expectativas que la sociedad albergaba para las niñas ricas que retozan en el privilegio de una vida gratis asegurada. Su 'nuevo' reality show en Disney +, ahora producido por ellas mismas, nos invita a formar parte del chiste que es la vida de una familia que está tan desconectada de la realidad que a veces da rabia, risa, o pena, pero que acepta sin vergüenza y con naturalidad sus faltas y excentricidades. Habrá quien las admire y habrá quien las desprecie, pero lo que está claro es que las Kardashian aún siguen teniendo cosas que decir, tras más de quince años desnudándose emocionalmente en las pantallas de millones de hogares por todo el mundo.