Artículo de Ana Bernal-Triviño Opinión Basado en interpretaciones y juicios del autor sobre hechos, datos y eventos

Por qué no denuncian las víctimas

Yo insisto en que denunciar es una primera puerta. Pero me quedo sin palabras cuando me responden con un “¿de qué me sirve?” y me citan casos fallidos

2
Se lee en minutos
La artista y escritora Paula Bonet.

La artista y escritora Paula Bonet. / Fernando Bustamante

Esta semana supimos que Paula Bonet se retiraba de la vida pública tras salir su acosador de la cárcel. También, el caso de Ana María después de que su agresor abandone la prisión, a pesar de haber informes desfavorables de reinserción. Y a la misma vez leí un titular donde la ministra de Justicia, Pilar Llop, invitaba a reflexionar sobre por qué no denuncian las víctimas. Por mucho que el negacionismo machista diga que las mujeres, con su mero testimonio, condenan a los hombres, el sistema no funciona así. 

Casi el 80% de las víctimas no denuncian. Por informes, sabemos los motivos y el principal, sobre un 50%, es por miedo al agresor. Muchas me preguntan qué hacer. Yo insisto en que denunciar es una primera puerta. Pero me quedo sin palabras cuando me responden con un “¿de qué me sirve?” y me citan casos fallidos, donde muchas ya han agotado casi todas las opciones que podían. Me da impotencia porque tienen razón y no les puedo decir más.

Noticias relacionadas

Intuyo que la ministra sabe, por experiencia, que si sienten miedo es porque no se sienten protegidas. Que siempre lanzamos la responsabilidad sobre ellas pero es que no son las únicas que deben denunciar, que los servicios médicos son un canal de entrada y que aún hay un silencio social muy grande

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Y, lo más demoledor, es cuando te dicen que no saben ni cómo pedir ayuda o cuando piensan que el 016 es un teléfono de denuncia o cuando ni siquiera se identifican como afectadas. Pues sí, aunque pensemos que estamos muy avanzados, no lo estamos tanto. Y también porque hay poca concienciación, prevención y algo de corporativismo. Que cuando señalas el mínimo error de una administración, pocos lo reconocen. Y lo único que tengo claro es que hay víctimas muy cansadas y que se rinden y que esas mujeres a las que se les falla son también casos que ellas no van a obviar y que no les darán confianza. Que si aún nos preguntamos por qué no denuncian es porque aún no se ha intervenido en lo que ellas ya han advertido. Que quizás no denuncian porque a las víctimas hay que escucharlas más.