Artículo de Sergi Sol Opinión Basado en interpretaciones y juicios del autor sobre hechos, datos y eventos

¿Por qué está tan enfadado Puigdemont?

Sorprendió en el congreso de Junts con un discurso tan agrio como cargado de reproches

2
Se lee en minutos
¿Por qué está tan enfadado Puigdemont?

Puigdemont fue proclamado Dios en la tierra en el congreso de Junts en Argelers. Deja la presidencia pero seguirá siendo el amado Líder. Sin él, nada tiene sentido. Además, Laura Borràs, la presidenta entrante – que ejerce de verdadera jefa de la oposición en el Parlament- recordó que Puigdemont es el presidente legítimo (de Catalunya). No dijo que Aragonès sea ilegítimo porque a buen entendedor pocas palabras bastan. 

Además, Puigdemont también es el presidente vitalicio del Consell per la República y hasta ayer de Junts. Y no hay vacante de peso que no ocupe una persona de su estricta confianza. Ejerce un férreo control. Por eso sorprendió con un discurso tan agrio como cargado de reproches. Los habituales contra el Gobierno español y con más inquina que nunca contra sus ‘socios’ de ERC

El tono de voz del Legítimo fue estridente. No eran solo el grueso de sus puyas tuiteras, era por cómo las dijo. Irascible. Recurrió al mantra de la paguita para arremeter contra los cuadros republicanos en el Govern. Por poco no les llama estómagos agradecidos. Parece ser que los cuadros de Junts en la Generalitat o en la Diputación no perciben retribución alguna. 

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Noticias relacionadas

Sutilmente, Puidemont dejó entrever quién era su preferido del tándem, cuando saludó el congreso de Junts con una foto en exclusiva de Jordi Turull que, a la postre, tuvo mayor apoyo que Borràs. A buen seguro, una de las sorpresas de un cónclave que castigó con severidad a nombres del ‘laurismo’. Aurora Madaula se quedó en el 40% y se lo tomó a la brava. Todos los que no la votaron son unos autonomistas. Madaula sustituyó al abogado Cuevillas en la Mesa del Parlament, tras la espantada de este cuando se olió una potencial inhabilitación. Otra sorpresa, esta en positivo, fue el apoyo a Jaume Giró, sin duda el ‘conseller’ de Junts con más oficio en el Govern.

Los abogados de Puigdemont aseguran que pronto va a regresar. Y esta vez aseguran que va en serio, aunque sea la enésima. A mayor felicidad, el congreso de Junts logró aplazar la batalla cainita con una candidatura de consenso. En algún momento casi se escucharon violines. Si las perspectivas son tan buenas ¿por qué motivo Puigdemont estuvo tan agresivo, tan tenso, tan chillón, tan enfadado?