Serie en Netflix

Médiums, ¿conexión astral o estafa?

15
Se lee en minutos
Tyler Henry en la serie de Netflix ’La vida después de la muerte’

Tyler Henry en la serie de Netflix ’La vida después de la muerte’ / Netflix

"Hay muchas cosas que existen y no vemos; mi madre es una de ellas. Ella vino a dar luz. Ya no se veía capaz de darla como ser humano en la Tierra y decidió irse a un plano más elevado, y no material, para seguir con su misión de llenarnos de luz. Hay que respetar su decisión: a ella lo que le gustaba era ayudar, y aquí su misión había acabado. La siento ocupada ayudando a mucha gente ahora mismo, porque es un ángel. La muerte es un nacimiento a la siguiente fase, no es el fin". Son las palabras de Virgen María, hija de Verónica Forqué, después de la muerte de su madre.

Pero ¿eso es así?

¿Existen dos planos de la realidad? Y si existen ¿podemos contactar con ellos?

Cuando uno de mis mejores amigos se enteró de que mi madre había muerto insistió, una y otra vez, en que conociera al médium Daniel Usón. Yo era bastante reticente, pero mi amigo es enormemente insistente y lo cierto es que los escritores somos, por naturaleza, curiosos. Yo acaba de verme de un tirón la docuserie que está haciendo furor en Netflix sobre Tyler Henry, un californiano de 26 años, que se ha convertido en el médium más famoso de Estados Unidos. Ante sus hazañas adivinatorias, la opinión se divide en dos. Quienes creen que Tyler puede realmente hablar con los muertos y quienes creen que es un timo.


/ Netflix

Daniel Usón y yo no hicimos una sesión al uso. Estuvimos charlando y por lo tanto no me cobró. Luego me enteré de que cobra a casi 500 euros la media hora. Si lo llego a saber hubiera preguntado más, pero como no le quería dar pistas, yo apenas hablé. Me limitaba a hacerle preguntas sobre su trabajo que él respondía.

Daniel me dijo que veía a mi padre y a mi madre, y que tenían mensajes para mí. Me dio datos sobre los dos y acertó en todos. Pero es cierto que con un barrido en internet podría haber encontrado todos los datos que me dio, excepto el del año de la muerte de mi padre. Dibujó mi cuarto de baño y describió una grieta en un azulejo, Yo no sabía que había dicha grieta, la vi cuando llegué a mi casa y miré bien. La grieta no era visible a primera vista. Dijo que mi padre llevaba siempre los zapatos limpios, lo cual es cierto. Pero basta con verme a mí, cómo visto y cómo hablo, para saber que vengo de una familia de clase media alta. Si yo tengo 55 años mi padre debería haber nacido en la década de los 30-40. Y en el entorno de mi padre, y en aquella época, era esencial ir bien vestido y llevar zapatos limpios. Dijo que no me llevaba bien con mi padre, pero creo yo misma le había dado esa información. Dijo que mi madre me quería mucho y que estaba orgullosa de mí. Bueno, eso era algo que podría haber dicho cualquier madre.

No salí absolutamente convencida de que Daniel posea capacidades extrasensoriales, pero yo tampoco pondría en el fuego, por lo contrario. Sin embargo, creo que, si Daniel puede permitirse cobrar tanto, es porque existe una boca a oreja de gente que confía en él y le recomienda. Y esto puede ser bien porque Daniel posea capacidades de médium o bien porque para muchas personas que están en un proceso de luto es enormemente tranquilizador poder reafirmarse en la creencia de que hay vida después de la muerte, y de que sus seres queridos siguen a su lado.

¿Qué es un médium?

Es una persona que (supuestamente) posee el don de comunicarse con otras personas que no viven en nuestro entorno y que, para la gran mayoría de nosotros, no son visibles ni se pueden percibir.

¿Cómo puede un médium describirte a seres queridos fallecidos?

Existen varias posibilidades:

Lectura en caliente

El médium conoce el nombre de la persona consultante, y en muchos casos la reserva se realiza por internet. Para un buen ingeniero informático (y Daniel Usón lo es) es fácil seguir la huella digital a través de la IP, o “protocolo de Internet”, una dirección única que identifica a un dispositivo en Internet o en una red local. Desde la IP se puede acceder a la huella digital, que incorpora todos los registros y rastros que dejamos cuando utilizamos internet. No solo se refiera a lo que publicamos en redes sociales: Cada vez que visitamos una página, compramos en internet, damos like a una publicación, entramos en Tinder… dejamos huella. Solo un buen ingeniero informático puede seguirla, pero es cierto que algunas personas dejamos más huella que otra. En el caso de Daniel, gran parte de lo que me dijo se podía haber descubierto por internet.

Lectura en frío

Se trata una técnica que consiste en obtener información de una persona a través de lo que esa misma persona nos transmite a través de lo que dice, cómo lo dice, su presencia, su aspecto, su indumentaria, su edad… Y de su comunicación no verbal. Las personas formadas en comunicación no verbal podemos leer los gestos de otras personas. Podemos ver cómo han reaccionado a una palabra, si han dilatado la pupila, si se les ha erizado el vello de los brazos, si han adoptado una expresión de alegría, de miedo, de asco…

Voy a poner un ejemplo. Viene alguien a mi casa y le pido que me diga con quién quiere contactar. Me dará el nombre y casi siempre me dirá si es su padre o su madre. (Ojo, en el caso de Daniel, yo no lo hice). Una vez que se ha elegido un tema, yo intentaré validar mi relato proporcionando detalles. Imaginemos que me cita a su madre. En primer lugar, adivinaré la causa de la muerte. El cáncer y las enfermedades cardíacas son las causas de muerte más comunes. Si yo digo “cáncer” y veo en el gesto de la persona que he fallado, paso a enfermedad cardíaca, después paso a accidente… El gesto de la persona me dice cuándo he acertado. Incluso si le persona intenta reprimir ese gesto y poner cara de póker, alguien muy entrenado puede leerlo.

A esto le sigue otra validación. Yo voy a describir el carácter de su madre. Esto es fácil, tiraré de generalizaciones. Por ejemplo, si yo le digo: “Era una persona muy considerada, y siempre dispuesta a ayudar a los demás, pero en determinados momentos mostraba una vena egoísta. En general tenía un carácter tranquilo y cariñoso, pero si le tocaban la fibra, saltaba, era capaz de perder los nervios”. ¿Reconoce usted a su madre?

Yo también a la mía. El 90% de las personas reconoceríamos a nuestra madre en esa descripción.

Luego se enumera una serie de objetos que podrían ser significativos. Si usted me habla de su madre, yo diré que ella tenía mucho aprecio a un anillo o un collar. Todas las mujeres de cierta edad tenemos un anillo que solemos llevar siempre y un colgante al que valoramos por encima de todo. Si habla usted de alguien joven, puedo decir que veo unos vaqueros rotos, o un arco iris. Casi seguro que una persona joven tiene un llavero, una camiseta, un bolsito con un arco iris. O diré algo sobre un teléfono roto.

También puedo afirmar que los espíritus se comunican conmigo a través de imágenes, sonidos e incluso olores. Entonces puedo usar un truco fácil: "Me está mostrando un libro”. Ni usted ni yo conocemos a alguien que NO tenga al menos un libro favorito. Así que quizá usted me dirá: “Seguro que es Alicia en el país de las maravillas, su libro preferido”. O puede que me responda que a su madre le encantaba leer. O que le gustaba escribir. Pero seguro que suscito una respuesta.

Gracias a la lectura en frío, el consultante hace el trabajo de establecer las conexiones entre lo que el médium le cuenta y lo que el consultante sabe sobre la persona que quiere contactar. Este es un proceso conocido como validación subjetiva o efecto de validación personal. Se trata de un sesgo cognitivo por el cual una persona da por correcta que una información si tiene algún significado o significado personal para ella. El/La médium, proporciona la mayoría de las palabras, pero es el consultante el que les incorpora un significado.

En los casos de lecturas en frío, la mayoría termina con un mensaje común simple pero personal, como “Tu padre te ama", " Tu padre te cuida " o "Tu madre es feliz". Estas despedidas actúan como sesgo de confirmación. Se trata de un tipo de sesgo cognitivo , que parte de la tendencia que tenemos todos a favorecer, buscar, interpretar y recordar la información que confirma las propias creencias. Mostramos esta tendencia cuando recordamos información de manera selectiva, o cuando la interpretamos sesgadamente. Y este efecto es mucho más fuerte si la información posee contenido emocional o remite a una creencia enraizada: Si yo creo en que hay vida después de la muerte y de verdad quiero pensar que mi madre me contacta, haré un filtro mental. No recordaré cuando el/la médium se equivocó, solo recordaré lo que tenía sentido para mí. Si yo a usted le hablo de su madre y primero dijo que murió de cáncer, luego de enfermedad cardíaca, luego de accidente y finalmente le digo que falleció debido a una enfermedad vascular, usted seleccionará en su cabeza en mi cabeza lo que yo dije y que confirme su creencia (que murió de enfermedad vascular) y eliminará lo que no concuerde (las tres veces en las que las que no acerté).

Percepción extrasensorial

La percepción extrasensorial (1) se refiere a la información que se percibe fuera de los cinco sentidos. Esto incluye fenómenos como la telepatía, la clarividencia o la videncia (el conocimiento de eventos futuros). Puesto que estos fenómenos no se pueden verse ni medir abiertamente, muchas personas dan por hecho que es imposible que sucedan. Sin embargo, podrían existir mecanismos biológicos que los expliquen, y la ciencia intenta validarlos.

La telepatía, por ejemplo, sí que existe. Y permitiría a un médium captar imágenes de lo que su consultante está pensando.

Diversos estudios (2) han demostrado que podemos “leer” la mente de otras personas porque poseemos lo que se llama “neuronas espejo”. ¿No le ha sucedido a usted que yendo en el autobús o el metro estaba tarareando en su cabeza una canción y la persona a su lado – que no le conoce a usted de nada- se ha puesto a tararearla? A mí, sí. De hecho, podemos captar las intenciones y emociones de los demás automáticamente.

En 2007, el profesor de psicología Gregor Domes y sus colegas encontraron evidencia de que la oxitocina (3), una hormona que aumenta la confianza y el comportamiento de acercamiento social, puede mejorar la capacidad de “leer las emociones” de otras personas. Pero las que parecen responsables de los fenómenos telepáticos son las neuronas espejo o neuronas especulares, que fueron descubiertas por el equipo del neurobiólogo Giacomo Rizzolatti en 1996 (4) y constituyen algo así como una wifi neuronal.

En 2008, el psiquiatra Ganesan Venkatasubramanian (5) y sus colegas realizaron un estudio de imágenes cerebrales en el que prepararon imágenes para un mentalista que aseguraba ser telepático y un sujeto de control, una persona elegida al azar para establecer comparaciones. El mentalista pudo describir la imagen que el investigador tenía en una tarjeta, el sujeto de control no. Cuando el mentalista acertaba, se activaba la circunvolución parahipocampal derecha (PHG), mientras que en la otra persona no se activaba. Aunque en principio las neuronas espejo se localizaban en la corteza premotora, también se encontraron en el hipocampo, que hasta hace poco no se consideraba parte del sistema propuesto de neuronas espejo. En el sujeto de control, se activó la circunvolución frontal inferior izquierda. Se supone que las regiones cerebrales del hipocampo y parahipocampo, involucradas en la formación de la memoria, pueden participar en la comunicación telepática ya que entre sus funciones están en la integración de recuerdos y la interpretación de aspectos sutiles de la comunicación lingüística, para captar, por ejemplo, el sarcasmo, o la mentira.

Entonces, si admitimos que, sea a partir de las neuronas espejos o de la PHG, podemos captar imágenes, pensamientos, emociones de una persona que está en la misma habitación, ¿cómo es que hay médiums que trabajan por Zoom o por teléfono? ¡También hay respuesta para eso! Porque otro estudio realizado en 2014 por el psiquiatra Carles Grau (6) y sus colegas descubrió que la comunicación de cerebro a cerebro a través de largas distancias es posible. El doctor Srinivasan S. Pillay (7) realizó un experimento en el que demostró que una persona que piensa en las palabras "hola" o "ciao" en la India podría comunicárselo a la gente en España sin decirlo en voz alta, ser visto o escribirlo, como si lo estuviera haciendo por internet.

Más experimentos: en 2005, el biólogo Rupert Sheldrake y su investigadora asociada Pam Smart (8) hicieron un estudio en el que a 50 personas se les proporcionaron cuatro direcciones distintas de correo electrónico. Un minuto antes de la hora acordada, los participantes tenían que adivinar desde qué dirección le llegaría al correo. De 552 ensayos, el 43 por ciento de las conjeturas fueron correctas. Esto fue mucho más alto que el 25 por ciento que uno hubiera esperado si este hallazgo se debiera solo al azar.

Se cree también que existe “telepatía animal”. Cuando las bandadas de pájaros giran aparentemente automáticamente o giran juntas, se cree que esta rápida inferencia de todos los pájaros al mismo tiempo es similar a la telepatía. En 2017, el físico experimental Jure Demsar y el informático Iztok Lebar Bajek (9) demostraron que ese comportamiento grupal puede explicarse, en parte, por sistemas computacionales basados en reglas difusas relacionadas con el lenguaje. Esto sugiere que puede haber una lógica incorporada detrás del comportamiento del grupo.

Rupert Sheldrake escribió un libro maravilloso al respecto “De perros que conocen el camino a casa”. (10) Mi perra, por ejemplo, sabe cuándo va a llegar mi hija a casa, y se planta en la puerta a esperarla. Pero mi hija no llena todos los días a la misma hora, y vivimos en un sexto piso, es imposible que mi perra use el olfato. Este y otros fenómenos similares de los animales de compañía (perros abandonados en la carretera que regresan a su casa, gatos que se acercan al teléfono cuando su dueño va a llamar) nos llevan a cuestionar cuestionar los límites del pensamiento científico convencional.

¿Se puede ver el futuro?

Según la teoría de la relatividad, sí que se puede. Ahora ¿entiende usted la teoría de la relatividad? Pues yo tampoco. No del todo. La explicación más sencilla vendría a ser que el tiempo en realidad no es lineal sino poliédrico. (11) Para nosotros el tiempo avanza de una manera lineal, en una sucesión de pasado, presente y futuro. Pero para la física cuántica el tiempo es reversible: No hay un comienzo y no hay un final de una vida, sino que el tiempo como tal solo existe en nuestro cerebro humano. La idea de que el tiempo es lineal parte de nuestro limitado marco conceptual, creado a partir de nuestra no menos limitada percepción humana. El pasado y el futuro serían como la izquierda y la derecha, siempre están ahí, pero cambian si tú te das la vuelta. Por lo tanto, alguien sería capaz de ver el futuro porque sencillamente el futuro ya está aquí (como decía Radio Futura). Pero, además, si nos fiamos de la teoría de cuerdas (y de las películas de la Marvel) hay varios futuros posibles, porque vivimos en un multiverso con muchos universos posibles, de forma que es imposible predecir el futuro, porque en nuestras manos está cambiarlo. Y en algún plano de ese multiverso podría seguir viviendo su madre y un médium podría comunicarse con ella.

Noticias relacionadas

¿Se está haciendo usted un lío mientras lee esto? No se preocupe, eso es porque ni usted ni yo hemos estudiado física. Y si usted sí ha estudiado física me va a decir que lo he redactado todo fatal y que no es exactamente así. Lo sé, he simplificado en aras de la compresión. Bueno, quedémonos en que, en teoría, sí que es posible tener visiones del futuro. Pero no es una afirmación científica admitida de forma universal.

En conclusión: ¿Puedo yo tajantemente afirmar que la telepatía y la videncia existen?

No, no lo puedo afirmar tajantemente. Pero tampoco puedo afirmar lo contrario de forma tajante. Y es que, como decía Shakespeare, hay muchas más cosas en el cielo y la tierra de las que nuestra filosofía alcanza a comprender.

Referencias

(1) Pasricha, S Relevance of para-psychology in psychiatric practice (Jan 2011):. . Indian Journal of Psychiatry; Mysore Vol. 53, Iss. 1, 4-8.

(2) Simpson, E.Ann.; Ferrari, P.Francesco (2013) . Mirror neurons are central for a second-person neuroscience: insights from developmental studies. Behavioral and Brain Sciences 36(4): 438

(3) Domes, G. (2007) Oxytocin Improves 'Mind-Reading' in Humans. Biological Psychiatry, 61(6), 731–733. http://dx.doi.org/10.1016/j.biopsych.2006

(4) .Rizzolatti, G., Fogassi, L., & Gallese, V. (2009). The mirror neuron system: A motor-based mechanism for action and intention understanding. In M. S. Gazzaniga, et al (Eds.), The cognitive neurosciences (pp. 625–640). Massachusetts Institute of Technology.

(5) Venkatasubramanian, G (2008) Investigating paranormal phenomena: Functional brain imaging of telepathy International Yoga Studies 2008 Jul;1(2):66-71. doi: 10.4103/0973-6131.43543.

(6) E Grau C, et al . Conscious brain-to-brain communication in humans using non-invasive technologies. PLoS One. 2014 Aug 19;9(8):e105225. doi: 10.1371/journal.pone.0105225. PMID: 25137064; PMCID: PMC4138179.

(7) Pillay, Srini. (2017). Tinker Dabble Doodle Try: Unlock the Power of the Unfocused Mind. new York: Ballantine.

(8) Sheldrake, R. and Smart, P. (2006) Testing for Telepathy in Connection with e-Mails Perceptual and motor skills VL - 101 DOI: 10.2466/pms.101.3.771-786

(9) Demšar, J * and Lebar Bajec. I- Evolution of Collective Behaviour in an Artificial World Using Linguistic Fuzzy Rule-Based Systems, PLoS One. 2017; 12(1): e0168876.

(10) Sheldrake, Rupert (2007) De perros que saben que sus amos están camino de casa: Y ortras facultades inexplicadas de los animales (Bolsillo Paidós) Madrid

(11) Matthew S. Leifer and Matthew F. Pusey. "Is a time symmetric interpretation of quantum theory possible without retrocausality?" Proceedings of The Royal Society A. DOI: 10.1098/rspa.2016.0607