Artículo de Joaquim Coll Opinión Basado en interpretaciones y juicios del autor sobre hechos, datos y eventos

Josep Borrell, catalán universal

Firme federalista, los independentistas se la tienen jurada. Cuando se escriba la historia de estos años, tendrá un lugar por derecho propio

1
Se lee en minutos
Josep Borrell, catalán universal

¿Quién es el catalán más importante en el mundo en estos momentos? Sin duda alguna Josep Borrell, que acaba de cumplir 75 años, y que desde 2019 es el Alto Representante de la UE para Asuntos Exteriores y Seguridad, además de ser vicepresidente de la Comisión en el Ejecutivo de Ursula Von der Leyen. ¿Ha habido en la historia contemporánea algún otro catalán con una importancia parecida y un protagonismo público tan notable? El barcelonés Federico Mayor Zaragoza fue director general de la Unesco entre 1987 y 1999, pero dicha institución no es comparable a la UE. Por trascendencia histórica solo el espía catalán Joan Pujol, “Garbo”, que tuvo un papel clave para que Hitler creyera que la invasión de los aliados iba a producirse lejos de Normandía, se puede comparar en relevancia a Borrell, pero fue un protagonista clandestino, de cuya existencia hasta sus hijos ignoraban. 

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Y, sin embargo, en Catalunya no se subraya casi nunca el rol de primer orden en la escena internacional que está jugando el político de la Pobla de Segur. El Alto Representante está construyendo su cargo, llenándolo de contenido, ejerciendo un papel activo e inteligente. Además, se nota que está disfrutando con ello. El documento “Brújula estratégica en materia de defensa para el próximo decenio” marca un punto de inflexión. Cuando Pedro Sánchez lo propuso como comisario, hubo quien sugirió que se lo sacaba de encima como ministros de Exteriores para no molestar a ERC. Se dijo entonces aquello de que la Comisión es un cementerio de elefantes. Pues bien, a Borrell le ha tocado vivir un momento de refundación de la UE, que toma decisiones geopolíticas, también en el aspecto militar, energético, que utiliza el lenguaje del poder. Si frente a la crisis del euro, la UE tardó años en responder, con la pandemia fueron semanas, y ante la guerra de Putin, solo días. Borrell protagoniza, junto a Von der Leyen, este gran momento europeo. Firme federalista, los independentistas se la tienen jurada. Cuando se escriba la historia de estos años, tendrá un lugar por derecho propio, como europeo, español y catalán universal.