APUNTE

Laura Rosel, no te has perdido nada

2
Se lee en minutos
Laura Rosel, no te has perdido nada

VALENTÍ ENRICH

Acabada la entrevista de Joan Laporta en el programa deportivo de moda del momento, ‘Tot Costa’, de Catalunya Radio, le envié un whatsapp a Laura Rosel, en cuya tertulia deportiva de las mañana de los lunes me lo paso bomba, en grande y aprendo un montón (sí, ya sé que todos quisieran que mi catalán fuese mejor, lo sé), para decirle que no se había perdido gran cosa, que estuviese tranquila porque ni siquiera ella le hubiese sacado mejor partido a Joan Laporta, presidente-ejecutivo del Barça, que sigue rechazando acudir al programa de más audiencia de la radio pública porque o no le gusta la presentadora, o no le gustó la entrevista que le hizo en campaña, o prefiere menos colmillo en las preguntas y, en estos momentos, mejor jugar en terreno menos pantanoso.

Yo sé, porque se lo he oído decir con cierto ‘rintintin’, bueno, no con cierto, con ‘rintintin’, a Laura Rosel que Laporta, su dircom y, por descontado, el ‘camerino', no quiere acudir al gran programa, como decía mi hijo pequeño ‘porsiaca’. Y hace bien, es posible que Laura Rosel le hubiese hecho explicar con más lujo de detalles al presidente-ejecutivo algo que acabó siendo la noticia del año (si se produce, pues, luego, llega LaLiga y cuenta los auténticos números del Barça donde el ‘més que un club' siguen en bancarrota) y es que la economía culé puede sanearse en un año.

Más palancas

Eso, que el presidente-ejecutivo y su organigrama familiar dan por hecho «si logramos activar, antes de finales de junio, dos de las palancas que tenemos pensadas», quedó así en abstracto, en el aire, sin números, sin ofertas, sin cláusulas, sin explicación alguna. De nuevo, había que creer al presidente-ejecutivo a ciegas, como se le creyó (y arrasó) cuando la votación de Spotify, donde no se contó nada. Yo entiendo que los presentes se enamorasen de ese titular, lo entiendo, pero nos han engañado tantas veces (sí, sí, también Laporta, por descontado) que, permítanme que, de momento, dude de ese milagro económico.

Por lo demás y así se lo conté en mi largo whatsapp a Laura Rosel, el discurso de Laporta fue un montón de noes: NO les contaré qué estoy negociando con el presidente del Valencia, NO les contaré si iré a la final de Belgrado o a la de Turín, NO les contaré si ficharemos a Lewandowski, NO le costaré si venderemos a Frankie de Jong para hacer caja, NO les contaré si, como sugiere Xavi Hernández, habrán 7 u 8 bajas, NO les contaré si renovaremos a Alvés, NO les contestaré la oferta por el marchandising, NO les diré si me gusta más Haaland o Lewandowski y NO les explicaré cómo está la renovación de Gavi.

Noticias relacionadas

Eso sí, el presidente-ejecutivo fue contundente con la nota que le da a la temporada de su equipo: un aprobado justito. Pero...si no se llegan a lesionar Pedri y Piqué, igual ganamos la Liga.

«Si quieres ganar, hay que creer», es el nuevo lema.