Artículo de Álex Sàlmon Opinión Basado en interpretaciones y juicios del autor sobre hechos, datos y eventos

Pegasus en la cama

1
Se lee en minutos
Isabel Rodríguez y Félix Bolaños.

Isabel Rodríguez y Félix Bolaños. / JOSÉ LUIS ROCA

Respuestas para todos los gustos. El espionaje a Pedro Sánchez y a Margarita Robles ha desencadenado un listado de declaraciones ninguna coincidente. Que si el desprestigio para los servicios de inteligencia españoles es considerable entre los grandes Estados y el ridículo supino; que si el Gobierno es poco creíble y todo una cortina de humo; que si la coincidencia con la polémica del espionaje al independentismo es muy sospechosa; que si es una prueba palpable que no solo se espiaban a lideres del ‘procés’; que si el presidente ya lo sabía; que si detrás está Marruecos; que si cual, que si otra…

Lo cierto es que la rueda de prensa improvisada y en festivo funcionó. Dejó a todos fuera de juego. Al menos a los que estaban utilizando el escándalo Pegasus en su beneficio mediático, que son, o fueron, que a estas alturas todo va rápido, los de siempre. 

La reflexión es si este importante anunció se elaboró en clave interna, sin contar con las consecuencias externas, o, todo lo contrario, se diseñó pensando más en las repercusiones internacionales y, ya de paso, desbaratar, al menos durante unos días, el retrato defectuoso que daban los partidos independentistas del Gobierno de España sobre su centro de inteligencia.

Noticias relacionadas

Existen dos estados de opinión sobre lo ocurrido. El independentismo y el PP ponen en duda todas las informaciones que llegan desde Moncloa. Por diferentes motivos no les encaja el relato que se ha trasladado a la opinión pública. Y mucho más, bajo la sospecha de que no era necesaria la rueda de prensa exprés para trasladar a la opinión pública algo que la ministra de Defensa dejó entrever la pasada semana en el Congreso. “Podemos hablar de Pegasus sí o Pegasus no, pero cuando salga todo, algunos a lo mejor tendrán que callarse”. ¡Y yo que pensé que había escuchas a líderes independentistas de dudosa legalidad!

Lo que no negarán es que el festival de demandas que se veían venir por Pegasus comenzó a perder fuerza a partir de la comparecencia de Felix Bolaños. Aunque Quim Torra, que parece llegar últimamente siempre tarde, anunciara la suya contra el presidente Sánchez. Da hasta ternura.