Opinión Basado en interpretaciones y juicios del autor sobre hechos, datos y eventos

La perspectiva de género en la gestión de los fondos europeos

Los ‘Next Generation’ son una gran oportunidad para modernizar España, pero solo si se incorpora a las mujeres

2
Se lee en minutos
La perspectiva de género en la gestión de los fondos europeos

En la Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas (AMIT) vemos una excelente oportunidad a través de los fondos ‘Next Generation EU’ para la modernización de España. Pero eso será así solo si se incorpora a las mujeres en este proceso. La evaluación del impacto de género de este instrumento europeo de recuperación (750.000 millones de euros, de los que 140.000 millones de euros irán a España) nos dice que es altamente regresivo en términos de igualdad entre mujeres y hombres, en particular, porque apenas hace referencias explícitas a la igualdad de género o a los retos a los que nos enfrentamos las mujeres.

El Plan para la Recuperación, Transformación y Resiliencia se basa en cuatro pilares, y uno es la igualdad de género. Hasta aquí, satisfacción. No obstante, cuando valoramos las convocatorias que basadas en dichos fondos han sido ya lanzadas no encontramos acciones que bajen al terreno de la realidad de la igualdad y al de la corrección de las desigualdades existentes.

En AMIT hemos propuesto una serie de acciones positivas capaces de cambiar este aspecto fundamental en la gestión de los fondos de recuperación. Es imprescindible asegurar una presencia equilibrada de mujeres en los grupos consultivos y foros de trabajo que participan en la elaboración de las actuaciones y toma de decisiones. Creemos igualmente que sería precisa la creación de una oficina ejecutiva que garantice la implementación de todas las medidas relacionadas con el género y que, además, funcione como órgano asesor directo para las mujeres sobre las oportunidades de financiación. Y opinamos que es igualmente necesario establecer indicadores de género que aporten información sobre el cumplimiento de la igualdad de oportunidades en la distribución de los fondos entre hombres y mujeres y adviertan a tiempo si se producen desviaciones en los objetivos.

No se trata de propuestas imposibles o extemporáneas. Son justas, razonables y equilibradas. Y dado que el artículo 9.2 de la Constitución obliga a los poderes públicos a promover las condiciones para que la igualdad de los individuos y de los grupos sea real y efectiva, las acciones positivas no pueden considerarse discriminatorias ni inconstitucionales.

Existen modelos, suficientemente probados, de acciones para que la igualdad sea efectiva

Noticias relacionadas

Existen suficientes modelos, probados y efectivos, de acciones que pueden tomarse para que esa igualdad sea efectiva. Instituciones europeas y españolas las aplican o las han aplicado con enormes beneficios para toda la sociedad. Solo pedimos que también en la gestión de los fondos de recuperación se establezcan medidas que garanticen el acceso igualitario de las mujeres a esta promesa de modernización e innovación.

Si esto no ocurre, si la gestión y sobre todo la implementación de los fondos no incorpora la perspectiva de género estaremos perdiendo una oportunidad histórica, no ya para la mejora de la situación de las mujeres sino para el país en su conjunto.