Aniversario Opinión Basado en interpretaciones y juicios del autor sobre hechos, datos y eventos

Los 80 años del poeta Narcís Comadira

Sus textos son siempre una intensa reflexión moral sobre el mundo, sustentada en una lengua nerviosa y hercúlea

1
Se lee en minutos
Narcís Comadira, este viernes.

Narcís Comadira, este viernes. / Joan Mateu Parra

Jordi Cornudella, editor de 'Els moviments humans', ha dicho que los dos poemas largos que son frontispicio y cierre del libro hacen que el resto de piezas de la última entrega de Narcís Comadira (Edicions 62) vivan en tensión, un conjunto de poemas que presionan sobre las paredes de un recipiente o que describen el cordaje de una raqueta. En los dos poemas largos se adivinan los cuerpos, ahora inertes, que fueron protagonistas de los movimientos humanos. Asistimos a la angustia de los fantasmas nocturnos que nos hablan de decrepitud y muerte. En medio, un alma desgajada que clama por la piedad de la naturaleza, quizás el único agarre que tenemos ante la contemplación del pasado devastado, ante la ausencia de los amigos ("...¿a dónde ibais / que marchasteis tan pronto?"), la terrible inminencia de un final.

Comadira cumplirá ochenta el próximo sábado. Y lo celebra con este libro de poemas. Hace tiempo que cada cinco años publica uno nuevo. Poemas que son siempre una intensa reflexión moral sobre el mundo, sustentada en una lengua nervuda y hercúlea, una mirada sobre "las maravillas y los horrores", sobre las dificultades de vivir. Y de morir. Sopla las velas, pero es él quien nos hace el regalo.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web