Pros y contras Opinión Basado en interpretaciones y juicios del autor sobre hechos, datos y eventos

La historia inverosímil y fantasiosa de Boris Johnson

Cuando haya caído, alguien tendrá que estudiar cómo es que este estudiante de Eton, conocedor del griego y del latín, tenía tanta manía en montar fiestas y en bailar desaforadamente mientras el país que dirigía combatía la pandemia

1
Se lee en minutos
El primer ministro británico, Boris Johnson, durante una sesión en la Cámara de los Comunes.

El primer ministro británico, Boris Johnson, durante una sesión en la Cámara de los Comunes. / JESSICA TAYLOR / PARLAMENTO BRITÁNICO (REUTERS)

Los juegos de palabras no son exclusiva de los periódicos deportivos. También se apunta la prensa generalista, como el 'Daily Record' escocés. A raíz de los gamberradas festivas de Boris Johnson y de las mentiras con las que ha tratado de defenderse, ha titulado 'A cock and a bull Tory', una frase hecha en la que han sustituido el original “Story” (es decir, la historia de una polla y un toro, que significa un relato increíble, inverosímil, fantasioso) por la denominación más extendida del partido conservador, los 'tories'. La gracia de esta broma es que no solo juega con la cultura popular, sino con la famosa escena final de la inclasificable y portentosa novela 'Tristram Shandy', un desenfreno escrito en el siglo XVIII por Laurence Sterne, en la que 'cock' y 'bull' quieren decir lo que dicen y también hacen referencia a los órganos sexuales masculinos y a las dificultades de una erección en condiciones.

Cuando haya caído, alguien tendrá que estudiar cómo es que este estudiante de Eton, conocedor del griego y del latín, tenía tanta manía en montar fiestas y en bailar desaforadamente mientras el país que dirigía combatía la pandemia y la reina velaba el cadáver de su esposo. Sterne se habría reído mucho.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web