Pros y contras Opinión Basado en interpretaciones y juicios del autor sobre hechos, datos y eventos

Tiembla, autónomo

La reforma del sistema de autónomos, con la inflación disparada, resulta desalentadora. Los autónomos habitan la precariedad

1
Se lee en minutos
El ministro de Seguridad Social, José Luís Escrivá; en el Congreso de los Diputados.

El ministro de Seguridad Social, José Luís Escrivá; en el Congreso de los Diputados. / Juan Carlos Hidalgo / EFE

Vista la propuesta del ministro Escrivá para reformar el sistema de autónomos de acuerdo con los ingresos reales. Vista. Y aún temblando. La idea es ir ajustando la cuota mensual durante los próximos nueve años. Y así, llegar a 2031 con las personas que ganen menos de 600 euros al mes pagando 184 euros de cuota (en vez de los 294 actuales) y los que ganan más de 4.050, pagando 1.267 euros. El temblor sacude las zonas medias de la tabla. Teniendo en cuenta que más del 80% de los autónomos abonan la cuota mínima (294 euros), las personas que ganen entre 1.300 y 1.500 euros, a partir de 2023 deberán pagar 60 euros más que este año. En 2024, 123 euros más. En el 2031, las personas que ingresen entre 1.700 y 1.900 euros pagarán 245 euros más que ahora. Y sumando. 

Lanzar estos números con la inflación disparada resulta desalentador. Los autónomos habitan la precariedad. Dificultades para todo. Conseguir una hipoteca es una hazaña. La idea de la jubilación provoca angustia, ¿cómo ahorrar si deben abonar cuotas más altas? Eso por no hablar de los falsos autónomos, una realidad cada vez más sangrante. Falta saber qué prestaciones acompañan a la propuesta. ¿No podían haber empezado por comunicarlas? Si las hay, claro.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web