Medios públicos catalanes Opinión Basado en interpretaciones y juicios del autor sobre hechos, datos y eventos

Aragonès, lección práctica de improvisación

El PSC, cansado de esperar, pidió formalmente al presidente de la Generalitat una reunión para tratar del futuro de TV-3

1
Se lee en minutos

Pere Aragonès visita la Universitat Pompeu Fabra. / FOTO Y VÍDEO: ACN / MARIA ASMARAT

El presidente de la Generalitat obsequió a los estudiantes de Periodismo de la Pompeu Fabra con un notable ejercicio de improvisación. Es una lástima que no advirtiera a los futuros periodistas de lo que estaba haciendo, habría sido una lección práctica que no olvidarían, porque habrían aprendido en directo que la política, muchas veces, avanza a golpe de casualidades. Pere Aragonès les dijo que hay conversaciones entre ERC, Junts y PSC para “poner al día” a TV-3 y TV-3 lo reprodujo sin más. Fantástica noticia la de estas negociaciones, de ser cierta. 

Noticias relacionadas

La CCMA necesita algo más que una simple renovación de cargos; los medios públicos catalanes malviven desde hace años por culpa del déficit financiero, la caducidad del contrato-programa y la desatención a la misión de servicio público que justifica su existencia. Pero no hay ninguna negociación en marcha para enfrentar esta crisis de fondo de la más determinante de las estructuras de estado disponible. El PSC viene reclamando la refundación de la CCMA desde hace siete meses sin haber obtenido ninguna respuesta alternativa y la sustitución del consejo, largamente caducado, no ha superado las conversaciones de pasillo.

La pretensión de los socios de gobierno de aislar a los socialistas se evidenció de nuevo en la negociación presupuestaria, de todas maneras, la condición del PSC de primer partido de la cámara lo convierte en imprescindible para obtener las mayorías cualificadas requeridas para la renovación de los cargos institucionales. Este jueves, el PSC, cansado de esperar, pidió formalmente al presidente de la Generalitat una reunión a tres para tratar del futuro de TV-3. La casualidad empujó los acontecimientos. De repente, las prisas del presidente por aparentar que lleva la iniciativa podrían ayudar realmente a que los socios de gobierno y los socialistas se sentaran para hablar, dejando de lado intereses tácticos que entorpecen la puesta al día de TV-3 y del normal funcionamiento de tantas instituciones catalanas.