Apunte

Última semana crucial de noviembre

Las reformas laboral y de pensiones, los Presupuestos y la financiación autonómica tienen citas esenciales en los últimos días de este mes

2
Se lee en minutos
Imagen del pleno del Congreso durante un debate presupuestario, en 2020.

Imagen del pleno del Congreso durante un debate presupuestario, en 2020. / EFE / Fernando Villar

Noviembre encara su última semana pendiente de las exigencias que impone el calendario de Europa. La reforma de las pensiones, la del mercado laboral y la de la financiación autonómica tienen citas importantes en los próximos días. También, el proyecto de Presupuestos del Estado, que se someterá a su votación crucial en el Congreso en el pleno que finaliza el jueves.

Para empezar, este lunes la reforma de las pensiones se somete a una votación determinante en el Congreso de los Diputados. De su aprobación depende que el proyecto sea tumbado o que pueda culminar en el Senado su tramitación a tiempo para que el Gobierno pueda cumplir su compromiso con la Comisión Europea de que la reforma de las pensiones entre en vigor el 1 de enero. Y del cumplimiento de este compromiso depende, a su vez, la recepción de 12.000 millones de fondos europeos.

En estos últimos días de noviembre también debería concluir la negociación con los agentes sociales para una reforma pactada del mercado laboral. El diálogo social sobre esta materia no se debería demorar mucho más pues hay que dar tiempo para plasmar el acuerdo en un decreto ley que, de nuevo, pueda entra en vigor el 1 de enero, según lo comprometido para la recepción de ese tramo de 12.000 millones de los fondos europeos.

Noticias relacionadas

En lo que queda de mes, ademas, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, también debería cumplir su compromiso de presentar a los gobiernos autonómicos su propuesta para la reforma del sistema de financiación. En particular, la ministra Montero se ha comprometido a presentar en noviembre una propuesta de definición de 'población ajustada', que es el criterio que determina el reparto del 70% de los fondos del sistema de financiación autonómica y el rompeolas donde chocan las diferencias entre unas comunidades y otras.

En el bloque de la financiación autonómica no aprietan aún los plazos de Europa y los fondos europeos. En los otros, sí. Son, en todo caso, cuatro citas de alto voltaje político, de gran repercusión económica, con mucho dinero y futuro en juego. Para la reforma de las pensiones y los Presupuestos, el Gobierno aún debe atar, con concesiones, los necesarios votos de ERC. Para la reforma laboral, el reto, ahora, está en atraer a los empresarios al pacto; en diciembre llegará la batalla del Congreso.