Economía Opinión Basado en interpretaciones y juicios del autor sobre hechos, datos y eventos

Comercio y turismo, optimismo sin euforia

La situación mejora visiblemente, aunque no tanto como algunos auguraron. La llegada de turistas a nuestro país sigue siendo el flanco débil de la recuperación.

2
Se lee en minutos
Mujer con diversas bolsas de comercios.

Mujer con diversas bolsas de comercios.

La alta tasa de vacunación se halla en la base del optimismo de los sectores del comercio, la restauración y el turismo. El optimismo es palpable entre los profesionales, pero sin abandonar en ningún caso la cautela, pues sigue vivo el fantasma de la pandemia y las cifras de incidencia del coronavirus están creciendo en España. La vacunación aparece como la gran barrera que ha de protegernos de regresar a situaciones del pasado y a la adopción de medidas realmente restrictivas, como las que en estos momentos se están aplicando en algunos países europeos.

Así, se espera que se multipliquen los viajes por la geografía española ya durante el puente de principios de diciembre. Entre los destinos preferidos destacan grandes ciudades como Madrid y Barcelona. El turismo interior se verá beneficiado claramente por el mayor control de la pandemia actual respecto a lo que sucedía hace un año. Es posible también que muchos españoles empiecen a optar por viajar al extranjero durante el puente y especialmente las vacaciones de Navidades y Reyes. Las ganas acumuladas de hacer turismo más allá de nuestras fronteras pueden impulsar la demanda de este tipo de desplazamientos.

Por su parte, la llegada de turistas a nuestro país sigue siendo el flanco débil en la recuperación, pues son muchos los países que han adoptado medidas que restringen o dificultan la movilidad. La falta de turistas incide también en el sector comercial, que, sin embargo, confía en que los meses de noviembre y de diciembre, más aún si incluimos Reyes, supongan un aldabonazo para progresar hacia los niveles anteriores al estallido del coronavirus. El Black Friday –cuya campaña ya ha comenzado– es contemplado por el sector como el disparo de salida hacia unas semanas que se esperan muy buenas, a lo que ha de contribuir a su vez el largo puente de principios de diciembre.

En el sector comercial conviven tanto la compra en almacenes o tiendas convencionales con la 'online', que ha experimentado un fuerte crecimiento a raíz de las medidas aplicadas durante la pandemia del coronavirus. Nos encontramos en una etapa de transición marcada por el incremento de la compra online –que en España, sin embargo, se mantiene muy por debajo de países como Italia o Alemania–, lo que no supone en modo alguno que el comercio convencional vaya a extinguirse. Ambas están destinadas a convivir.

En estos momentos los ciudadanos adquieren bienes y servicios tanto a través de plataformas 'online' como en puntos de venda físicos, combinándolos según su conveniencia. Las compras por internet se concentran en las grandes plataformas internacionales, como Amazon, muy por delante del pequeño o mediano comercio o de las tiendas especializadas.

Se espera, en definitiva, que las próximas semanas sean muy buenas para los sectores del comercio, la restauración y el turismo, más aun porque, pese al incremento de la incidencia del covid en España, no se prevén restricciones que afecten a la movilidad. Hay razones para el optimismo, pues la situación mejora visiblemente, aunque no tanto como algunos auguraron. El turismo y el consumo se situarán en niveles claramente por encima del año pasado, pero todavía sin recuperar los de antes de la pandemia.