Un género explotado Opinión Basado en interpretaciones y juicios del autor sobre hechos, datos y eventos

La moda de la moda

Ver a Lady Gaga, Al Pacino y Adam Driver en 'La casa Gucci', vestidos de lujo y hablando en inglés con un acento italiano exagerado, me recordó a la atmósfera histriónica de un 'show' de los Teleñecos

2
Se lee en minutos
Lady Gaga y Adam Driver rodando la película ’House of Gucci en villa Balbiano en el lago Como, Italia. Efe - Mateo Bazzi

Lady Gaga y Adam Driver rodando la película ’House of Gucci en villa Balbiano en el lago Como, Italia. Efe - Mateo Bazzi

Lo hemos visto toda la vida: cuando los productores de Hollywood encuentran una idea que les da dinero, la explotan hasta el agotamiento. Pienso en las películas de catástrofes, invasiones de marcianos, atracos espectaculares, mafiosos italianos y banqueros en plena crisis financiera... Y superhéroes, siempre superhéroes. Con las plataformas digitales, esta moda se ha multiplicado. Ahora todo va más rápido y a menudo sabemos que la moda es cansina cuando se estrena un filme que parece una parodia involuntaria del género. Sospecho que es lo que ocurrirá pronto con uno de esos fenómenos: los filmes y series sobre el mundo de la alta costura y sus diseñadores estrella. El otro día en el cine vi el tráiler de 'La casa Gucci', de Ridley Scott, a estrenar el próximo viernes, y me dio esa impresión. Todo indica que es una historia de herencias y venganzas familiares en escenarios glamurosos, con actores de renombre, pero ver a Lady Gaga, Al Pacino y Adam Driver, vestidos de lujo y hablando en inglés con un acento italiano exagerado, me recordó a la atmósfera histriónica de un 'show' de los Teleñecos.

Noticias relacionadas

Quizá sea injusto porque me baso en el tráiler, y seguro que las intrigas de la casa Gucci tienen interés, pero la sensación es de 'déjà vu'. Diría que una primera señal fue el biopic sobre Yves Saint Laurent, después vino 'El hilo invisible', la espléndida película de Paul Thomas Anderson, en la que Daniel Day-Lewis interpretaba a un diseñador ficticio, pero con puntos de contacto con Balenciaga. 'El asesinato de Gianni Versace' recogía la vida y la estética exagerada del modisto hasta que le mataron, y con Penélope Cruz interpretando a una Donatella temible. 'Halston', la serie de Netflix sobre el diseñador que se vendió al 'prêt-à-porter', sacaba partido de la versatilidad de Ewan McGregor. Además, existen documentales recientes sobre Ralph Lauren, Alexander McQueen o Vivienne Westwood. Ahora 'La casa Gucci' se añade a la lista, al tiempo que explota otra de esas modas recurrentes: la fascinación morbosa por la vida miserable de los millonarios y sus conflictos familiares. Un mundo muy real, pero que a menudo parece más fantasioso que los superhéroes de Marvel.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Temas

Moda Cine