Desahucios Opinión Basado en interpretaciones y juicios del autor sobre hechos, datos y eventos

Estimados vecinos: sois escoria

Pequeña crónica sobre una circular hallada en la copistería del barrio

2
Se lee en minutos
Protesta por el desahucio de una familia vulnerable con un menor en Poble Sec.

Protesta por el desahucio de una familia vulnerable con un menor en Poble Sec. / CAPTURA VIDEO EFE

El otro día, en la copistería del barrio, vi un bloc de hojas impresas frente al mostrador. “ESTIMADOS VECINOS DEL BARRIO”, ponía. Lo cogí con curiosidad y cuando estuve fuera lo leí. La cara se me fue transformando.

Ante todo empiezan dando las gracias por la colaboración e implicación durante la recogida de firmas a raíz de la ocupación en la calle Tal, ahora ya libre. ¡En solo 3 semanas, unas 200 firmas! Encomiable.

Más adelante detallan su encuentro con miembros de la concejalía y de los cuerpos y fuerzas de seguridad del distrito para exponerles sus quejas: ocupaciones de locales y de pisos “vacíos” (me fascina el uso que hacen de las comillas. Si no están llenos están vacíos, te pongas como te pongas), falta de limpieza, degradación, etcétera. Por el relato que hacen parecen vivir en un vertedero donde la disciplina olímpica es la lucha con navajas, pero llevo dos años viviendo aquí y sé que el barrio es un pesebre.

Admiten que sí han notado un aumento de patrullas policiales en el barrio, pero encuentran que decae durante las tardes y las noches, cuando normalmente se producen “los intentos de ocupaciones, los gritos y las reuniones en la calle”. ¿Hasta cuándo toleraremos esta barbarie? ¡Reuniones en la calle! ¡Que vuelva la pandemia, por favor!

A continuación encontramos las quejas que quieren presentar en la concejalía. Una, por ejemplo, es el desahucio frustrado de un local ocupado en mi calle. Consideraban que la comitiva enviada fue insuficiente. Había una familia con dos niños y un bebé. También se lamentaban de que los niños de otra calle, para evitar su propio desahucio, habían arrojado piedras contra una escuela causando daños materiales. La violencia que supone que haya menores expuestos a esta situación no les parece lo suficientemente relevante como para mencionarlo en su escrito de los cojones, entiendo.

Noticias relacionadas

El texto eterno sigue: instan a que los propietarios de locales y pisos vacíos… les doten de alarmas y puertas de seguridad para evitar que la gente entre. No a que los llenen, no. Que nadie pueda entrar. Concluyen pidiendo “colaboración, empatía y solidaridad” hacia los vecinos de las calles con ocupaciones. Solo hacia quienes pagan alquiler, entiendo. El resto ya se pueden morir. El final es para enmarcar: "Si entre todos nos ayudamos, ya que las administraciones no lo hacen, conseguiremos recuperar el barrio que teníamos antes de todo esto".

El barrio que teníamos antes de todo esto ya estaba lleno de la peor gente: la que pide desahucios en vez de alternativas para quien las necesita. Al cabo de unos días, volviendo a casa, leí en Instagram: “Desahucio ejecutado esta mañana en el barrio de Cassoles. Según informan desde el sindicato de vivienda, la familia se encontraba en un período de 20 días para acudir a juzgados. Sin embargo, los Mossos han dejado a la familia con tres menores sin alternativa habitacional”. Vaciaron el local y lo tapiaron el mismo día. Ahora, además, han añadido una verja. Estimados vecinos: pueden estar contentos. Ahora nunca entrará nadie. Están salvados.