Apunte

El armario de Xavi

El 'metodo Xavi' se parece al de Marie Kondo, y el primer paso, dice la gurú, es el de desechar lo que no se quiera o no se vaya a usar

1
Se lee en minutos
Xavi saluda a Dembélé en el vestuario de Sant Joan Despí.

Xavi saluda a Dembélé en el vestuario de Sant Joan Despí. / FCB

No hay duda sobre su apuesta futbolística. Xavi sabe que no es sospechoso, así que desde que ha entrado por la puerta del Barça ha dejado la filosofía en un segundo plano para centrarse en poner orden. Esperábamos un Xavi que nos hablara de sistemas, de estilo, del retorno a la esencia, del cruyffismo y del aprovechamiento de los espacios, y resultó que nos encontramos a Marie Kondo en versión entrenador. 

El método Xavi se parece bastante al de la japonesa. El primer paso, dice la gurú, es el de desechar lo que no se quiera o no se vaya a usar, y en estos primeros días se han producido varias salidas en diferentes áreas relacionadas con el primer equipo. A partir de aquí, Xavi ha revisado el armario y ha visto que tiene camisas muy modernas y algunos básicos de toda la vida. Le faltan abrigos de lujo, ahora que llega el invierno, pero ya sabe que no se los puede permitir. Así que, sabiendo que le toca sacar el máximo rendimiento posible de ese ropero, quizás rescate alguna prenda enterrada en el desorden. 

Una vez colgadas las camisas y doblados los jerséis, Xavi intuyó que quizás le faltaba algo de colorido para romper con la monotonía. Pero el método Marie Kondo también triunfó en la caja del club, así que Xavi tenía dos opciones: quedarse con lo que tiene o aceptar esa chaqueta que hace un tiempo lucía como ninguna pero que ahora tiene varios agujeros. No queda otra, se les pone un parche y a la calle.

Xavi Hernández y Dani Alves celebran el título de liga 2014-2015

/ Miguel Ruiz

La realidad es la misma

Noticias relacionadas

Así que la metáfora nos lleva a Dani Alves. La alegría contagiosa del brasileño puede aportar energía positiva a un vestuario algo mustio, o incluso pueda contribuir con su experiencia al crecimiento de algunos jóvenes, pero esa incorporación nos devuelve a la realidad. Con Xavi y sin Xavi, la misma. 

La llegada de Alves nos ilustra qué tipo de incorporación puede tener en la cabeza Joan Laporta cuando dice que planea reforzar el equipo con tres fichajes. Y esto es lo que hay, que diría Ronald Koeman. Pero ya saben: tras el orden, llegará la felicidad. O eso asegura Marie Kondo.