Emergencia climática Opinión Basado en interpretaciones y juicios del autor sobre hechos, datos y eventos

El consumo de Occidente, corresponsable de las emisiones de CO2 chinas

China abre más minas de carbón, pero Europa y EEUU importan cada vez más artículos producidos en China

3
Se lee en minutos
Una vaca pasta frente a una central de carbón en Bergheim, Alemania.

Una vaca pasta frente a una central de carbón en Bergheim, Alemania. / SASCHA STEINBACH (EFE)

China se ha convertido en el mayor emisor de gases invernadero del planeta, muy por delante de Estados Unidos, pero hay quien encuentra un buen pretexto que lo justifica: su condición de fábrica barata para Occidente.

La segunda mayor economía del mundo ha vuelto a abrir 153 minas de carbón en las que había suspendido antes toda actividad y pretende incrementar su producción carbonífera en 220 millones de toneladas al año.

El conocido economista Andy Xie calcula que el gigante asiático aumentará, además, sus importaciones de carbón en 15 millones de toneladas: un 50 por ciento por encima del nivel del año pasado.

Pero la culpa no la tiene el país, explica Xie en un artículo en el que acusa a Occidente de hipocresía, sino sobre todo los europeos y los estadounidenses, que importan cada vez más artículos producidos en China.

El país asiático, escribe Xie, va camino de aumentar sus exportaciones manufactureras en 700.000 millones de dólares solo en este año, lo que representa más que el total del Japón.

Los occidentales quieren mercancías, pero no producirlas. Los bancos centrales y los gobiernos les regalan dinero, por lo que solo tienen que hacer un par de clics en sus móviles. 

Los encargos van al que produce más barato, en este caso China: el consumidor sólo quiere pagar lo menos posible sin que le importe dónde se fabrica. 

Las exportaciones chinas a Occidente alcanzan mientras tanto niveles récord, y lo mismo ocurre con el consumo de carbón, que representa todavía cerca del 60 por ciento de la producción energética de ese país.

Mientras no se inventen fuentes energéticas que sean a la vez baratas y limpias, los ecologistas occidentales deberían cerrar el pico, viene a decir el polémico economista. 

Entre 2009 y 2019, los países de la Unión Europea exportaron a China 160 millones de toneladas de emisiones de CO2, según calcula Ren Yyanan, de la Universidad Tsinghua, de Pekín.

A su vez, Estados Unidos importó de China productos cuya fabricación en ese país generó desde allí 300 millones de toneladas de emisiones de C02. 

En comparación, señala ese científico en el periódico oficial 'China Environment', los productos que China compró a EEUU fueron responsables de solo 50 millones de toneladas de CO2.

¿Asumirá así el Gobierno de Pekín, en la próxima cumbre del clima de Glasgow, el papel de víctima que ya representó en el pasado? 

Hay indicios de que, a diferencia de lo que ocurrió en Copenhague, el Gobierno chino podría asumir su parte alícuota de responsabilidad en el calentamiento global.

Así, el presidente Xi Jinping aseguró el año pasado a la comunidad internacional que las emisiones de CO2 de su país alcanzarían su culminación el año 2030 como muy tarde y que, para 2060, se llegaría a la neutralidad del carbono.

El director de la oficina de Greenpeace para China, Li Shuo, ha calificado de positivo el hecho de que por primera vez el Gobierno de Pekín elevase el precio máximo autorizado del carbón.

Ello podría tener como consecuencia una disminución del consumo de ese combustible fósil tan contaminante y del número de nuevas centrales eléctricas de carbón.

Según Li, en momentos en los que se critica a China por violaciones de los derechos humanos de sus minorías étnicas, por prácticas comerciales desleales y por sus amenazas a Taiwán, no le vendría mal presentar un rostro más amable en la lucha contra el calentamiento global.


Noticias relacionadas

Todos los artículos de EL PERIÓDICO sobre la Cumbre del Clima de Glasgow

El mundo tiene una última oportunidad de evitar la catástrofe climática y esta es la Cumbre del Clima de Glasgow (COP26). Entre el 31 de octubre y el 12 de noviembre, gobiernos de todo el mundo debatirán sobre cómo frenar el avance de la crisis climática. Aquí podrás encontrar todos los artículos de EL PERIÓDICO sobre la COP26