Pros y contras Opinión Basado en interpretaciones y juicios del autor sobre hechos, datos y eventos

No hay papel

Podría ser que no hubiera material para producir tantos libros como ahora se publican. Quizás sería un buen momento para replantearse el negocio, para editar con mayor elección y precisión

1
Se lee en minutos
No hay papel

Hablo con amigos relacionados con el mundo de la impresión y me confirman que no hay papel. Algunos se apresuran a comprar porque temen quedarse sin stock y, cuando encuentran remesas al alcance, las pagan a precio de oro, con el consiguiente encarecimiento del producto final. Hay quien avisa a los clientes de que la inmediatez ya no es una posibilidad. Me dicen: "Todo sale de la pasta de celulosa, y resulta que no es suficiente".

Noticias relacionadas

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Durante el período duro de la pandemia, es cierto que no se trabajó tanto, porque la impresión va muy ligada al estado general de la economía, pero también lo es que aumentó exponencialmente la demanda de cartón para embalajes, debido al comercio electrónico. Con la recuperación, más encargos, pero también déficits de suministro, motivados tanto por problemas estructurales de transporte como por el afán de lucro después de un período de pérdidas empresariales. Más demanda, menor oferta: inflación de los precios. Aún no ha pasado, pero podría ser que no hubiera material para producir tantos libros como ahora se publican. Quizás sería un buen momento para replantearse el negocio, para editar con mayor elección y precisión. Tener un libro en las manos acabará siendo un lujo.

Temas

Libros