Ayuntamiento de Barcelona Opinión Basado en interpretaciones y juicios del autor sobre hechos, datos y eventos

El alcaldable Maragall

Si de él depende -y me atrevo a decir que depende de él- va a ser el candidato de los republicanos a la alcaldía de la capital de Catalunya en 2023

1
Se lee en minutos
El líder de ERC en Barcelona, Ernest Maragall.

El líder de ERC en Barcelona, Ernest Maragall. / JORDI COTRINA

Que Ernest Maragall no es ningún jovenzuelo es de todos conocido. Lo que igual no todo el mundo sabe es que mantiene una envidiable lucidez. Y eso, en un Maragall, es una ventaja que empequeñece al resto de los mortales. 

Lo vi en acción en el barrio de Sants, en la entrega de los Premis Nacionals Lluís Companys. Diversos fueron los premiados y muchos los que hablaron. Pero el único que improvisó, luego de escuchar al resto, fue Ernest Maragall que intervino el último, eso sí, como colofón a un entrañable acto en una sala abarrotada.

Maragall, sin papel alguno, desgajó el resto de intervenciones con una solvencia que ya desearían los que van a ser sus futuros competidores en la alcaldía de Barcelona. No tengan dudas, este Maragall está para eso y más. Visto lo visto, si de él depende -y me atrevo a decir que depende de él- va a ser el candidato de los republicanos a la alcaldía de la capital de Catalunya en 2023.

Ya en 2019 le achacaron sus años como si, a determinada edad, debieran encerrarte en un asilo para salir de vez en cuando a dar alpiste a las palomas en plaza Catalunya. En algún caso, con comentarios fuera de lugar ("no es un 'sugar daddy', a las mujeres no les gustan los mayores"), en un alarde singular de feminismo. Si alguien hubiera dicho algo parecido de la madrileña Carmena se monta la de Dios.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Acuérdense cuando, en 1984, Ronald Reagan le soltó a Walter Mondale, 17 años más joven que el legendario presidente yanqui: "Quiero que sepas que no haré que la edad sea una cuestión de esta campaña. No voy a explotar, con finalidades políticas, la inexperiencia de mi oponente". Así, con una sonrisa, en una exhibición de sutil 'fair play'.

Noticias relacionadas

Joe Biden, actual presidente de la nación más poderosa del mundo, es un año más joven que Maragall y algo mayor que el impetuoso Donald Trump, al que derrotó claramente en voto popular y escaños. Por cierto, Reagan ganó de calle a Mondale en 1984. Como ya hizo Maragall con Ada Colau en 2019, aunque luego -Valls mediante- ocurrió lo que ocurrió.