Cine de terror Opinión Basado en interpretaciones y juicios del autor sobre hechos, datos y eventos

La nostalgia nos llevará

Material tan atractivo como peligroso, vuelve a demostrar que, por mucho que andemos a la greña con ella, es más fuerte que nosotros

2
Se lee en minutos
Imagen promocional de la nueva ’Historias para no dormir’

Imagen promocional de la nueva ’Historias para no dormir’ / Prime Video

Es probable que, mientras perdíamos el tiempo hablando de ella y cuestionándonosla, la nostalgia haya vuelto a demostrarnos que es mucho más fuerte que nosotros. Es bastante obvio que, durante las próximas semanas, nos va a arrasar. El viernes 22 se estrena 'Halloween Kills' (2021), secuela de 'La noche de Halloween' (2018), de David Gordon Green y nueva entrega de la franquicia inaugurada por John Carpenter, hace más de cuarenta años, con 'La noche de Halloween' (1978). Esta semana ha visto la luz el tráiler del nuevo 'Scream', quinta entrega de otra saga mítica de terror. Desde el estreno de la película de la que viene, el clásico de Wes Craven 'Scream: Vigila quién llama' (1996), han pasado veinticinco años. Y, como en 'Halloween Kills', que vuelve a contar con Jamie Lee Curtis en el reparto, uno de sus reclamos es la presencia de los actores principales de la saga, diez años después del estreno de la cuarta entrega. El canal Syfy estrenará en enero la serie 'Chucky' (2021), un nuevo derivado de la película de finales de los 80 'Muñeco diabólico' (1988). Y, un poquito antes, el 5 de noviembre, podrá verse en Prime Video 'Historias para no dormir' (2021), serie de películas independientes en las que Rodrigo Sorogoyen, Paula Ortiz, Rodrigo Cortés y Paco Plaza revisan y reinterpretan episodios de la célebre serie homónima de Narciso Ibáñez Serrador. La nostalgia, un material tan atractivo como peligroso, vuelve a demostrar que, por mucho que andemos a la greña con ella, es más fuerte que nosotros.

Noticias relacionadas

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

No hay nada malo en añorar el pasado e intentar eternizarlo. Todavía menos cuando, como en el caso de los ejemplos puestos, estas continuaciones o variaciones de títulos clave del pasado están en buenas manos, tienen algo de ejercicio de romántico y, en algunos casos, mantienen a parte del equipo original (productores, actores). Sin embargo, ante otra avalancha nostálgica como la que se avecina y sin haber podido ver aún la mayoría de las propuestas que cito, no está de más recordar que la nostalgia en sí misma no es suficiente. Hay que trabajarla y darle sentido. Es tentador y fácil no hacerlo, por muchas razones. La principal, la evidencia de que algunas franquicias se venden solas (que luego vaya la gente al cine ya es otra historia). Otra, la creencia errónea de que a los fans les basta con el reencuentro con un relato, un icono (Michael Myers, Ghostface o Chucky) o un universo que admiran y sienten familiar. Pero no es suficiente para todos, de ahí la profunda frustración (a la que siempre contribuye el éxtasis de las expectativas) que supone encontrarse ante el enésimo derivado perezoso de una película o serie que nos marcó. A veces, incluso, es fácil experimentar una dolorosa traición. No sé cómo serán muchas de las propuestas con las que abro este artículo, pero ojalá sus responsables sepan que apelar a la nostalgia es un buen recurso, pero no el único para mantener vivas las películas con las que crecimos (y que nos definen) ni para invitar a nuevas generaciones a descubrir por qué nos marcaron tanto. 

Temas

Cine