Un personaje fascinante Opinión Basado en interpretaciones y juicios del autor sobre hechos, datos y eventos

Las vidas de una artista

Madame Nielsen ha conseguido evolucionar (y cómo) dejando atrás etapas que, en su momento, seguramente parecían definitivas

1
Se lee en minutos
Madame Nielsen, en una visita a Barcelona.

Madame Nielsen, en una visita a Barcelona. / JOAN PUIG

A Madame Nielsen, aquí la conocemos (o la podemos conocer, cosa que os recomiendo vivamente) por las dos novelas que le ha publicado la Editorial Minúscula en castellano: ‘El verano infinito’ (2017) y ‘The Monster’ (2021), traducidas del danés por Blanca Ortiz Ostalé y Daniel Sancosmed respectivamente. También es verdad que conocer a Nielsen como escritora es conocerla poco: todas las vidas artísticas que Nielsen ha decidido vivir en esta vida física no pueden acabar de contarse con los dedos de una mano. Cuando le preguntan por sus facetas, la performer, director teatral, actor, escritora, cantante solista y miembro de la banda The Nielsen Sisters, suele responder: “sí, eso lo hice” o “lo hago”. Ni siquiera se ha llamado siempre Madame Nielsen; es que incluso pasó una temporada sin nombre: para asuntos burocráticos se autobautizó con el de un antiguo vecino del piso en el que vivía en aquel momento (según el nombre que figuraba en el buzón del portal) y cuando alguien le preguntaba cómo debía dirigirse a él o cómo debía llamarle, respondía: “No te preocupes, que aquí estaré”.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Noticias relacionadas

La lectura reciente de ‘The Monster’, novela que explica la historia de un joven ruso que sale del país en el momento exacto de la caída del bloque soviético y de la irrupción, por tanto, de un capitalismo que era nuevo para ellos, para ir a parar a Nueva York, donde se encuentra inmerso de golpe en un capitalismo ya viejo y desgastado, me fascinó hasta el punto de querer saber más de las vidas viejas de Madame Nielsen. Es anecdótico que haya acabado absolutamente enganchada a su faceta (o a su persona) musical, en la que veo más referencias a Blixa Bargeld, por ejemplo, cuando hace esa especie de folk extraño que hace con The Nielsen Sisters, o al último disco de Jarvis Cocker, aun siendo este posterior, cuando va en solitario, que a sus propios libros. Lo que no es tan anecdótico es que a fuerza de repasar sus vidas, he acabado viendo que Nielsen ha conseguido evolucionar (y cómo) dejando atrás etapas que, en su momento, seguramente, en su vida de artista, parecían definitivas.

(Dedicado a Paula Bonet.)

Temas

Libros