Literatura Opinión Basado en interpretaciones y juicios del autor sobre hechos, datos y eventos

Árboles y pájaros

Desde hace un tiempo son protagonistas de ensayos y novelas, como una forma de conectarnos al mundo

2
Se lee en minutos
Un martín pescador residente en el Besòs, una especie de la que se espera que críe próximanente en las ribas del río.

Un martín pescador residente en el Besòs, una especie de la que se espera que críe próximanente en las ribas del río. / Josep Maria Garcia

Siento una envidia sana de las personas que conocen los árboles y las plantas, las flores y las hojas, los troncos y las semillas. Envidio sobre todo a aquellos que pueden hablar de ello sin ostentación, con naturalidad. Una vez, en Oxford, visité un jardín donde cultivaban todas las plantas y hierbas que salen en las obras de Shakespeare. Reconocí algunas, las más comunes. Me fijaba en los jardineros que las cuidaban, dos hombres mayores con un delantal demasiado elegante, y pensé que quizás no habían leído o visto ninguna obra de Shakespeare, o quizás sí, pero se sabían de memoria la vida de cada de aquellas hierbas medicinales.

De forma similar, también siento envidia de los que conocen a los pájaros y sus cantos, sus colores y su vuelo. Estos días hay un grupo de pájaros en los árboles de mi calle —que son plátanos, esto sí lo sé—, y me sabe mal no reconocerlos. Cada mañana sueltan unos silbidos y trinos muy exóticos, como de aves del paraíso, pero adivino sus movimientos entre las hojas secas y su aspecto es más discreto. Podrían ser vencejos o estorninos —hasta aquí llego—, pero no lo son. Entonces me distraigo pensando sobre la potencia evocadora que tienen los pájaros. La escritora afgana Nadia Ghulam ha escrito un libro para niños que habla de los refugiados, de la gente que huye para encontrar un hogar, donde puedan vivir sin miedo, y lo ha titulado 'El país de los pájaros sin alas'. La frase me recuerda al cineasta Burhan Qurbani, también hijo de afganos, nacido en Alemania. Hablando de las dificultades para que le consideren alemán, su abuelo le decía: “Tú eres como un pájaro sin patas. Puedes volar, pero no puedes pararte en ningún sitio, y nunca te sentirás en casa en ningún sitio”.

Noticias relacionadas

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Árboles y pájaros. Desde hace un tiempo son protagonistas de ensayos y novelas, como una forma de conectarnos al mundo. Lo comento con un amigo y me dice que están de moda las 'apps' que reconocen las hojas de los vegetales y los cantos de los pájaros. Solo les tienes que hacer una foto con el móvil. Quizás es una señal de nuestros tiempos decadentes: hacer fotos para que nos digan qué es aquello que está amenazado.