Ferias literarias Opinión Basado en interpretaciones y juicios del autor sobre hechos, datos y eventos

Las cadenas del libro

Estos días en que los libros han tomado las calles estoy disfrutando como nunca de los eslabones que trenzan las personas

1
Se lee en minutos
Aspecto de los puestos de libros en el Moll de la Fusta.

Aspecto de los puestos de libros en el Moll de la Fusta. / ACN

La cadena del libro es, en la jerga del sector editorial, el largo recorrido que hace un libro desde que la idea anida en el cerebro del autor hasta que el volumen llega a casa del lector. En el camino intervienen muchas personas con responsabilidades diversas. Una de las conversaciones recurrentes entre nosotros es que hay que fortalecer los eslabones de esta cadena, a menudo débiles por fragilidades estructurales y/o por desencuentros históricos, pero estos días en que los libros han tomado las calles estoy disfrutando como nunca de los eslabones de la cadena que trenzan las personas.

La de las sonrisas de parada en parada, lectores, autores y editores, felices de reencontrarse en cuerpo y alma, con un libro en las manos. Quiero creer que mi sector es especial y que esta alegría que compartimos también lo es. Pero tal vez sería pecar de soberbia o ingenuidad.

Eslabones que trenzan generaciones, la de aquel libro que descubrimos en casa de los abuelos, la de aquel manual para la universidad que compraste de segunda mano en una librería de la calle Aribau, la de la última autora en llegar.

Noticias relacionadas

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

De libro en libro, de voz en voz, como la del escritor Biel Mesquida, flamante Premi Trajectòria de la 39a edición de la Setmana del Llibre en Català que, con la fuerza de su voz, trona sobre nuestras cabezas en el Moll de la Fusta: "Ya me lo decía mi madre: libros, libros y más libros". Es por esta pasión de pequeño, tal vez, la que hacía de los libros un objeto de deseo, que dos días después pronunciaba el pregón de inauguración de la 70a Fira del Llibre d’Ocasió Antic i Modern, en el paseo de Gràcia. Él, que ha trenzado poemas y poetas y ha cantado a la libertad. 'Llibres/Lliures' (libros/libres) era el juego que Joan Brossa proponía en 1994 para el cartel de la Fira y seguimos allí mismo, reclamando la centralidad para el libro (¡para las ideas!) en medio de la calle, en los escaños del Parlament, en la plaza de Chueca. Más libros, más libres. Para que no se rompa la cadena.

Temas

Libros