Apunte Opinión Basado en interpretaciones y juicios del autor sobre hechos, datos y eventos

La jefa de la oposición

El Govern en la sombra de Salvador Illa ha quedado ensombrecido por la flamante presidenta del Parlament, auténtica opositora a Aragonès

1
Se lee en minutos
Laura Borrás, presidenta del Parlament de Catalunya 

Laura Borrás, presidenta del Parlament de Catalunya  / Job Vermeulen (ACN)

Salvador Illa se quedó sin premio tras dejar el Ministerio de Sanidad. Pese a vencer en votos, aunque lejos del resultado de Inés Arrimadas en 2017, a Illa solo le llegó para poder ser el jefe del gallinero, como Arrimadas antes de dar al salto a la política española tras el traspiés y dimisión de Albert Rivera. Como siempre, Miquel Iceta resultó ser el más listo. De diputado raso en el Parlament a ministro del Gobierno de la Nación.

Illa, luego de sucumbir ante una holgada mayoría independentista -por mucho que estos anden a guantazo limpio-, se jactó de montar un Gobierno en la sombra como evocando a Pasqual Maragall. Pero Pasqual era mucho Pasqual. Esa inventiva requiere de un aura que ni por asomo luce hoy Illa.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Noticias relacionadas

Pues lo que de verdad ha ocurrido es que su Govern en la sombra ha quedado ensombrecido por la flamante Laura Borràs, auténtica jefa de la oposición al Govern Aragonès. Al final, Illa ni lo uno ni lo otro, ni saca pecho como jefe de la oposición ni nadie presta la menor atención a los ensombrecidos. Illa, hoy por hoy, parece quedar relegado al mismo papel desdibujado de Navarro en 2012, cuando el jefe de la oposición era Oriol Junqueras, con sus sorprendentes 21 diputados. Solo que Junqueras, pese a sus rifirrafes, aupó a Artur Mas a la presidencia de la Generalitat luego de sellar un pacto de investidura.

Otro cantar es el guirigay independentista. Y ahí excele el papel de la presidencia del Parlament, erigiéndose en verdadero órdago del Govern Aragonès-Puigneró, con el permiso este último de Jaume Giró, que empieza a vislumbrarse como el conseller de Junts que más brilla. Sin prisa pero sin pausa, a lo suyo, Giró apunta maneras. Borràs, alumbrada por Quim Torra en su día y con quien mantiene una absoluta sintonía, tiene claro su papel de acicate del Govern presidido por los republicanos. Y no solo no va a cesar en ello, va a hacer de esa estrategia punzante su principal razón de ser, convencida de que le va a proporcionar jugosos réditos aunque estos sean solo a título personal.