Pros y contras Opinión Basado en interpretaciones y juicios del autor sobre hechos, datos y eventos

Que no gane el miedo

1
Se lee en minutos
Protesta contra las agresiones homófobas convocado por la Plataforma LGTBI, en junio Barcelona.

Protesta contra las agresiones homófobas convocado por la Plataforma LGTBI, en junio Barcelona. / JORDI OTIX

Hay una estadística desoladora, de la Unión Europea, que expresa el porcentaje de personas del mismo sexo que evitan dar la mano a su pareja en público. Evitan enseñar que son homosexuales: 6 de cada 10 europeos viven con esta prevención. Luxemburgo y Finlandia es donde las cifras son más satisfactorias (aunque hablamos de un 39%), mientras que en Serbia (87%) o en Hungría (71%) el miedo se dispara. En España, el porcentaje es de un 48%. Hablo de miedo, porque es la palabra exacta. Ya lo dijo el 'conseller' Elena a raíz de los últimos ataques: que el miedo no acabe ganando la partida.

Noticias relacionadas

No hablamos solo de brutalidades, sino de menosprecio, de una tolerancia persistente con el cachondeo, tan irracional y sin sentido como la violencia. Por eso indigna la reacción de unos cuantos descerebrados al saber que la agresión de Madrid era un juego consentido. Convierten la anécdota en categoría porque viven pendientes de poder desmontar lo que es evidente, que los intolerantes entienden el centro de su mundo como el centro de un mundo perfecto, no apto para los diferentes. ¿Diferentes de qué? Se aferran a una noticia menor porque con esto ya tienen suficiente para negar la mayor. Tan culpables como los agresores.