Pros y contras Opinión Basado en interpretaciones y juicios del autor sobre hechos, datos y eventos

No es culpa mía

La ampliación del aeropuerto es un tema demasiado trascendente para ser tratado en el frívolo vodevil en el que se ha convertido la política catalana

1
Se lee en minutos
No es culpa mía

MANU MITRU

Suspendida la ampliación de El Prat. Nada está roto definitivamente. Si acaso, la paciencia de muchos. Hay tantos motivos para defender el proyecto como para denostarlo. No es fácil la decisión. Pone sobre la mesa elementos contrapuestos de difícil encaje. Simplificar el conflicto hablando de salvar una laguna frente a generar 80.000 puestos de trabajo es insultar la inteligencia. Hablamos de modelo económico y de emergencia climática, de futuro y de sostenibilidad. Temas demasiado trascendentes para ser tratados en el frívolo vodevil en el que se ha convertido la política catalana. Ahora, un número de soberbia. Ahora, otro de victimismo. Uno más de lucha libre entre socios. Y siempre el enemigo exterior como excusa. Una política de vuelo gallináceo, más centrada en justificar sus insolvencias que en explorar y desarrollar capacidades.

Noticias relacionadas

Un proyecto de tanta envergadura solo puede abordarse desde la madurez en el debate, el rigor en el análisis, el sentido del bien común, la responsabilidad en la toma de decisión y el compromiso con el acuerdo. Demasiado para unos políticos instalados en la pataleta. Hoy pacto. Mañana me manifiesto en contra. Y pasado, indefectiblemente, todo es culpa de Madrid.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web