Tendencias televisivas Opinión Basado en interpretaciones y juicios del autor sobre hechos, datos y eventos

Informativos de verano

Librarse de la política de declaraciones deja espacio para temas de carácter más social y cultural y demuestra que no necesitamos las absurdidades de las antiguas serpientes de verano

1
Se lee en minutos
Los presentadores de los Telenotícies de TV-3, en el plató de los informativos de la cadena.

Los presentadores de los Telenotícies de TV-3, en el plató de los informativos de la cadena. / TVC

Después de unos días de desconexión televisiva, he vuelto a ver algunos 'Telenotícies' de TV-3. Confieso que los he mirado de arriba abajo y con interés, cosa que durante el año no siempre he hecho. El excesivo minutaje dedicado al periodismo de declaraciones me había llegado a fatigar tanto que pensaba que no había otra manera de informar sobre política (en este formato, quiero decir. Afortunadamente, formatos, hay muchos). El excesivo minutaje dedicado al fútbol me hacía desconectar después de ver el mini bloque cultural si había habido suerte, y antes de los reportajes de la contraportada, ¡a menudo tan sugerentes!

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

La teoría del gas también aplica aquí. El 'Telenotícies' sigue teniendo el mismo espacio. Podemos llenarlo de gas sin demasiadas dificultades. Pero también podemos llenarlo de materias más sólidas, como la magnífica pieza de la conversación de la cineasta catalana Alba Sotorra con la cineasta afgana Roya Sadat que firmaba Carolina Rosich.

Noticias relacionadas

Librarse de la política de declaraciones que solo resurge en Prada y en alguna entrevista de radio de las mal llamadas "de verano" deja espacio para temas de carácter más social y cultural y demuestra que no necesitamos las absurdidades de las antiguas serpientes de verano.

Si viéramos más a menudo piezas como estas (búsquenlas si no las han visto) quizá no utilizaríamos tan a la ligera expresiones como la de "Catalunya profunda", porque se entendería que Catalunya somos todos, los de mar y los de montaña, los de campo y los de ciudad: "Las centrales hidroeléctricas, responsables de los elevados precios de la luz"; "¿Para qué sirve tener una piscina en una cárcel?"; "Campesinos de Santa Susanna temen que el nuevo POUM los deje sin trabajo"; "Los Tarantos apuesta por el flamenco local y de calidad para salir de la crisis"; "Multan a un ganadero del Ripollès con 5.800 euros por la muerte de 25 sapos" o "Empresas de éxito kilómetro cero en el Camp de Tarragona: Freshly Cosmetics". Hay noticias y hay periodistas. La decisión sobre los contenidos es solo del editor.