DICEN QUE SE VA LEO MESSI

"Esto lo arreglo yo con un asadito"

3
Se lee en minutos
Leo Messi, el ídolo que deja el Barça.

Leo Messi, el ídolo que deja el Barça. / EL PERIÓDICO

Yo, como hace mucho tiempo que pienso que lo mejor que le podía pasar al Barça, perdón, a un Barça sensato, con sentido común, a una entidad que fuese, eso, ‘mes que un club’, a una institución con proyecto, a una estructura que creyese en lo que pregona (o pregonaba), que tuviese bases sólidas, donde los que mandasen tuviesen criterio y no fuesen solo figurones, donde los técnicos supieran lo que quieren, donde los futbolistas, los niños, los jóvenes y los adultos no besasen tanto el escudo y, sin embargo, amasen, más allá de su cuenta corriente, la camiseta que visten, es que aquel que tiene todo el poder, aquel que lo ha ejercido de forma dictatorial sin parecer que mandaba, aquel que ha tenido (casi) esclavizado a todo el mundo, fuera y dentro del vestuario, se vaya. Me llevo una alegría de que Leo Messi y su entorno, incluyendo a ese empleado de la oficina del jugador que paga religiosa y escandalosamente el Barça y es el primero que aparece en la cubierta del yate de los Messi picando el aperitivo, desaparezcan de mi vida. Sí, también de la profesional, también.

¿Existían las rebajas?

Pero entiendo que usted, amigo culé, socio, abonado, simpatizante, fan, sienta ahora la necesidad de lamentarse (espero que cene tan tranquilamente y duerma a pierna suelta, ¡por favor!) por la desaparición del muchacho, del futbolista, del ‘D10S’ que le ha dado tantas alegrías. Usted siempre se lo ha creído y, por tanto, es posible que, ahora, esté más decepcionado que nadie.

Ya ve, ni iba a jugar gratis, ni (me temo) iba a jugar por la mitad de sueldo. Simplemente, no iba a jugar. Y, quién sabe, tal vez el Barça lo sabía y por eso colgó, rápidamente, el precioso y extenso video de despedida de Leo en la web oficial del club. Parecía que Messi quería jugar cobrando ‘solo’ lo de Antoine Griezmann, pero no, quería ser más millonario de lo que es. Y hace bien, cuidado, solo que usted se lo creyó.

¡Ojo! con enfadar a Tebas

Este viernes, que lo sepa, es posible que Joan Laporta, el presidente que salió vencedor al señalar como perdedores a Victor Font y Toni Freixa incapaces, dijo, de lograr la renovación de Messi (¿deberían repetirse las elecciones por fraude electoral o campaña ficticia, diferida?), le echará la culpa al mundo, a Madrid, al Estado, al Gobierno, a LaLiga, a Javier Tebas, mientras el ‘Financial Times’ dice que el Barça ha despilfarrado, en los últimos años, 1.400 millones de euros. Les digo una cosa: no hay peor enemigo que Javier Tebas. Tebas lo sabe todo. De Laporta, del Barça, de Messi, que ha gestionado (él, su padre, sus abogados...) horriblemente su presente y futuro, lo sabe todo de Piqué (y, posiblemente, de Shakira), de Busquets, de Alba…¡cuidado con enfadar al jefe de la patronal!

Noticias relacionadas

Ya les digo yo que jamás sabremos la verdad. No la hemos sabido nunca. Pero no del Barça, ni de Laporta, ni del ‘mago Mateu Alemany, que llegaba como salvador, ni de Messi, ni de nadie. Nos engañaron, nos engañan a todos, incluso cuando Laporta insistía en que “progresaba adecuadamente”.

Claro que, antes, había dicho que lo de Messi lo arreglaba con un asadito. Pues se le ha chamuscado. Y huele. Huele fatal.

Temas

Messi Barça