Moralismo sexista Opinión Basado en interpretaciones y juicios del autor sobre hechos, datos y eventos

Pezones y acosadores

En esta sociedad hipócrita, puritana y machista, te regañan si haces nudismo en una playa, pero si viene un tipo a masturbarse a tu lado no puedes hacer nada

2
Se lee en minutos
Pezones y acosadores

Exterior, día. Playa de Sant Martí d'Empúries, hace unas semanas. Cuando me disponía a meterme en el agua descubrí que no había cogido el bikini. Qué le vamos a hacer. Para no ir arriba y abajo después con las bragas empapadas (y sin motivo también sería válido), me desnudé y fui a nadar con las amigas. Hasta aquí todo bien.

Cuando llevaba en el agua un rato, el socorrista me vino a buscar. "Quiero hablar con esta", le decía, señalándome, a una amiga mía. "Esta". Di unas brazadas hacia él. "La playa no es nudista. Te informo". Ajá, muy bien. Por informada me doy. El socorrista se vuelve refunfuñando a su sitio.

Parece ser que no hay ninguna ordenanza municipal que prohíba hacer nudismo en la zona. Entiendo, entonces, que obligan al socorrista a llamar la atención a todo el que va desnudo en la playa esgrimiendo razones de un moralismo baratísimo. Es el mismo motivo por el que no se puede hacer 'topless' en algunas piscinas municipales, un terreno que es como Facebook o Instagram: allí solo son válidos los pezones si son masculinos.

Estas reticencias con el nudismo y los pechos no son nada inocuas y van ligadas a una concepción del cuerpo llena de juicios, sexualización y vergüenza. Una concepción que es más acusada en las mujeres y que juega más en contra nuestra, y que llega a demonizar un pecho que amamanta en el espacio público.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Noticias relacionadas

Lo peor de todo es que, en este mismo espacio donde vendrá a regañarte el socorrista si se te ocurre cometer el terrible pecado de exponer genitales y culo al sol, en esta sociedad hipócrita, puritana y machista, si viene un tipo a masturbarse a tu lado no puedes hacer nada. Ni en la playa, ni en el autobús ni en ninguna parte. Masturbarse delante de alguien no es un delito, a menos que ese alguien sea una persona menor: si ya tienes 18 años, es tu problema. Todo el mundo sabe que te vuelves inmune al acoso con la mayoría de edad. Si eres una mujer, lo mejor que puedes hacer es pasearte arriba y abajo con un menor como escudo humano por si algún pervertido decide pelársela mirándote, porque la Policía no te ayudará ni se le puede denunciar de ninguna manera.

Qué bonito será el mundo con nudismo en cualquier playa, 'topless' en cualquier piscina y los acosadores en el fondo del mar.