Pros y contras Opinión Basado en interpretaciones y juicios del autor sobre hechos, datos y eventos

Señores (con bigote) preñados

Los llamados 'emoji' funcionan igual que un lenguaje. Incipiente y escaso, pero lenguaje al fin, que en muchos casos arrincona la enrevesada sintaxis para una brillante economía de medios

1
Se lee en minutos
Emoji de hombre embarazado.

Emoji de hombre embarazado.

La esencia del lenguaje es hacer posible una infinita cantidad de secuencias y combinaciones a partir de un número reducido de recursos. Hay nuevas palabras para describir nuevas realidades, pero lo que importa no es la novedad, sino la capacidad de establecer variaciones. Los llamados 'emoji' funcionan igual que un lenguaje. Incipiente y escaso, pero lenguaje al fin, que en muchos casos arrincona la enrevesada sintaxis para una brillante economía de medios. Dicen mucho en muy poco espacio y, por otro lado, admiten incorporaciones para acercarse a los escenarios contemporáneos.

Noticias relacionadas

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Las novedades que llegan del mundo de emoticonos se centran, sobre todo, en el universo trans y en las definiciones del género no binario. Hay, es cierto, manos que encajan (múltiples opciones raciales), una pila gastada y un coral que representa la lucha contra el cambio climático, pero la noticia es la imagen de un señor preñado. De hecho, dos tipos de señores, o, de hecho, dos tipos de señoras que se han convertido en señores, si es que tal cosa existe, que parece que sí. Una versión con bigote y una sin él, de todos colores, con una barriga voluminosa y, eso sí, con la típica posición maternal de las manos sobre la barriga.