LIBERTAD CONDICIONAL

Naim Darrechi y el 'politainment'

Hemos llegado a la sociedad del espectáculo que predijo Guy Debord hace 50 años.

3
Se lee en minutos
Naim Darrechi.

Naim Darrechi. / Instagram

En 2005 un tabloide británico publicaba fotografías de Kate Moss esnifando cocaína. Varias marcan rompieron inmediatamente sus acuerdos millonarios con ella. Se suponía que su carrera estaba acabada. Pero, en la semana de la moda de Paris, Alexander McQueen se presentó con una camiseta en la que se leía "WE LOVE YOU, KATE". No solo Moss renació de sus cenizas, sino que acabó cobrando más que antes.

Kate y las campañas provocativas de Olivero Toscani para Benetton supusieron el principio de las modernas estrategias publicitarias de impacto.

Esta semana, una serie de videos grabados por una cámara de seguridad instalada en su hogar han mostrado al DJ brasileño Iverson de Souza golpeando a su exesposa en diferentes momentos de su relación. Incluso cuando ella lleva a su bebé en brazos. El DJ ha aumentado sus seguidores en Instagram, que le defienden fervorosamente

Rocío Flores saltó a la fama al participar en el 'reality' 'Supervivientes'. En directo, el presentador del programa le preguntó que si se arrepentía de algo con respecto a su madre. Rocío dijo que no, que de nada. Cuando la sentencia de la agresión a Rocío Carrasco se hizo pública (dejemos al margen la cuestión de si es lícito o no sacar a la luz la sentencia de quien entonces era menor de edad, pero recordemos que fue su padre el que puso a los periodistas sobre la pista), ella se negó a decir que lo sentía o que se arrepentía. Sus seguidores se han disparado y ahora gana entre tres mil y cuatro mil euros por cada vez que menciona a una marca en una foto colgada en su perfil de Instagram.

El tiktoker Naim Darrechi relató en público que eyaculaba dentó de sus parejas sexuales porque le molesta usar preservativo, y que, para que ellas le permitieran hacerlo, les mentía y les decía que era estéril. La polémica fue tan potente que hasta la ministra de Igualdad le dedicó un tuit en el que amenazaba con llevarle a fiscalía. Naim ha ganado 500.000 seguidores en tres días.

La ministra no comentó otra noticia que salió a la luz el mismo día: un hombre de 46 años que había sido condenado a por reiterados tocamientos a su sobrina de 11 no ingresará en prisión porque se ha comprometido a seguir un curso de educación sexual. Se ve que a su edad el tipo no sabía que a las niñas no se las toca.

¿Por qué no comentó la ministra esta noticia y sí la de Naim? Pues porque la ministra sabe lo que es la publicidad de impacto. Naim tiene más de 27 millones de seguidores, la niña de Mallorca es anónima. En apenas unas horas, el tuit de la ministra sobre Naim ha llegado a cientos de miles de personas que se han lanzado a comentarlo a través de redes sociales, lo que hace que se esté hablando de ella continuamente. La ministra sabe que la polémica llama la atención y genera notoriedad.

Noticias relacionadas

Y, así, la ministra no tiene que hablar del tarifazo de la luz, de aquella reforma laboral que su partido se había comprometido a derogar y no ha derogado, de la cuota de autónomos más alta de Europa en el país con los sueldos más bajos, o de la ley mordaza que nos pretende colar como ley trans.

La ministra entiende que ya hemos llegado a la sociedad del espectáculo que había predicho tan acertadamente Guy Debord hace más de 50 años. Que el discurso político ha cambiado y ha dado lugar a lo que se conoce como 'politainment': la política como entretenimiento.